<indietro

INTRODUCCION

Módena y el arte Románico

Módena es una tranquila ciudad sumergida en la llanura Padana, que se deja descubrir paseando a la sombra de los pórticos asomados a las vías del centro, entre las casas y palacios pintados de ocre y rojo, y deteniéndose en las plazuelas dominadas por las fachadas de antiguas capillas. El corazón de la ciudad es la Plaza Grande donde se encuentra el Duomo, la construcción más importante de Módena, una obra maestra del arte Románico en Italia, decorado con esculturas evocadoras de un lejano pasado medieval. El campanario del Duomo, apodado la "Ghirlandina", es el símbolo de la ciudad y también una de las torres más altas del país (88 m). Este magnífico escenario arquitectónico es completado por el palacio de la Alcaldía, edificio que conserva los rastros de sus transformaciones a través de los siglos. El importante Palacio de los museos alberga valiosas colecciones de arte, monedas y medallas antiguas que originalmente pertenecían a los Estensi. El majestuoso Palacio Ducal, actual sede de la Academia Militar Italiana, es testimonio del ambicioso proyecto de la señoría Farnese de transformar a Módena en una capital de nivel Europeo. Durante la tregua del almuerzo no faltarán las oportunidades para saborear las especialidades culinarias de la cocina Emiliana.


TERRITORIO:
La provincia de Módena está situada en la Italia septentrional, entre el paralelo 44º y el 45º, a la misma latitud de Montreal. Módena se encuentra a 400 kilómetros de distancia de Roma, a 530 de Munich, a 1100 Km. de Paris y a 1430 de Londres lo q la coloca un una posición equidistante en Europa.

Al centro de la región de Emilia Romagna, el territorio de Módena se extiende longitudinalmente en el valle padano y sobre el Appennino septentrional, para obtener una superficie de 2689,81 km2 (12 % del territorio regional y 0,89 % del territorio nacional). Su configuración física puede subdividirse en dos áreas bien distintas: una septentrional de planicie y una meridional montuosa. El 48 % del territorio es planicie, el 17% colinas y el 35 % montuoso, con relieves que pueden llegar a superar los 2000 metros.

Son dos los principales ríos que atraviesan a Módena en sentido longitudinal: El panaro y el Secchia. Los dos afluentes del Po.

El clima es semicontinental con temperaturas medias anuales que oscilan entre 12ºC a 14ºC. En enero esas temperaturas pueden alcanzar su mínimo entre -2ºC y 0ºC y en julio entre 24ºC y 26ºC. La precipitación media anual varía entre 600 y 800 mm, y están principalmente concentradas en primavera y otoño.

La entera provincia de Módena esta subdivida en 47 Comunes y cuenta con una población de más de 630.000 habitantes, con una densidad de 235 habitantes por km2, sensiblemente superior al promedio regional y nacional. La ciudad de Módena, con 177.000 habitantes, esta ubicada en la valle de la provincia a 34 mts, sobre el nivel del mar. Se encuentra a 40 Km. de Bolonia, 130 Km. de Florencia, 170 de Milán y 200 de Venecia.

Para llegar a Módena en automóvil hay que recorrer la autopista A1 Milán-Roma y abandonarla en la salida Módena o bien, recorrer la carretera estatal número 9 o "Vía Emilia".

La línea de ferrocarril sigue la red de autopistas y Módena está bien comunicada con toda Italia.

Los aeropuertos más cercanos son: el aeropuerto "G. Marconi" de Bolonia y el aeropuerto "G. Verdi" de Parma.

HISTORIA Y ARQUITECTURA:

Los primeros indicios de colonización humana en el área de Módena se remontan a la era Paleolítica (aproximadamente 10.000 años atrás), ya que se han encontrado numerosos fósiles de esa época, cerca del museo cívico de Módena.

Los señales de la primera civilización que se estableció en Módena, se remontan al los etruscos, que entre el siglo VI y IV a.C. fundaron el la llanura padana doce ciudades entre las cuales se encontraba Módena. Mutina, el antiguo nombre latino de la cuidad, parece derivar de "Mut", termino etrusco que servia para indicar una pequeña alza en el terreno. Otros estudiosos, hipotizan que el origen del nombre de la ciudad proviene del termino céltico "Mouden", del cual, su significado es muy parecido al etrusco, el cual hace referimiento de la posición de la cuidad al pie de la colina.

Sucesivamente de la presencia etrusca, fueron los celtas a apoderarse del territorio y estos al ser derrotados por los romanos en el año 183 a.C. Módena comenzó a ser parte de la colonia romana. Con la construcción de la Vía Emilia (187 a.C.) que unía Rimini de Piacenza, la ciudad se volvió una parada fundamental para el comercio entre roma y la región septentrional del imperio.


En aquel tiempo, Módena contaba con una basta red de canales navegables ligados al río Po. Tales condiciones determinaron un fuerte crecimiento demográfico y urbanista de toda el área. En este periodo, fueron construidos una gran cantidad de murallas y numerosos palacios y edificas sagrados. En el Museo Lapidario Estense, se conservan restos monumentales, sarcófagos y lapidas le la época.

Después de la caída de Imperio Romano, el territorio tuvo que sufrir las invasiones Barbaricas desde el norte de Europa. En aquel tiempo, entre el siglo V y el IX, Módena pasó por un periodo de gran decadencia. La devastación causada por los invasores y la violencia de lluvias e inundaciones borraron casi por completo los vitigios del pasado. Solamente a partir del final del siglo IX comenzó el proceso de reconstrucción que duro más de doscientos años.

Alrededor del año 1000 las tierras comenzaron a ser productivas y la ciudad y las villas fueron fortificadas, reforzando el comercio y el arte. Es en este periodo que sobresale la construcción de algunos de las más notorias joyas de la arquitectura romana. En 1099 empezó la construcción de la catedral (Duomo) dedicada a San Geminiano, protector de la ciudad. Este edificio sagrado, declarado por la UNESCO patrimonio mundial de la humanidad, conjuntamente con a Piazza Grande y la Ghirlandina, son de considerar una de las expresiones mas importantes del arte románico en Europa. El proyecto y la dirección del trabajo fueron obra del arquitecto Lanfranco. La estupenda fachada de mármol de la catedral es rica de relieves inspirados el Génesis, obra de Wiligelmo, al cual se le debe también la puerta central. El duomo fue consagrado en 1183 por el papa Lucio III.

En el mismo periodo se hace notar también la construcción de la torre Ghirlandina, que viene hacer el símbolo de la ciudad de Módena, la cual se levanta 88 metros de un lado del Duomo. Este proyecto también fue hecho por Lanfanco y llevado a cabo por los maestros Campionesi. Se pueden observar dos estilos arquitectónicos en la torre, la base cuadrada, contemporánea al Duomo, mientras que la parte superior, a base ortogonal y la pirámide terminal, iniciada en 1261 a made de los Campionesi, del cual ya se siente un estilo Gótico. En el interior de la Ghirlandina se encuentra conservada una copia de la famosa "Secchia", trofeo de guerra entregado por la cuidad de Bolonia en 1325 después de la victoriosa batalla de Zappolino.

En el territorio provincial, queda por recordar almenos otro extraordinario testimonio de arquitectura románica: l'Abbazia di San Silvestro a Nonantola a 10 Km. de Modena. Fundada en el año de 752, esta obra ha sido muchas veces destruida y reconstruida. La ultima reconstrucción, en estilo romano, fue iniciada después del terremoto de 1117. De particular belleza es la cripta, con 64 columnas completas de capitel que rigen la vez de nave, mientras que la escuela de Wiligelmo son los que decoraron con relieves la fachada.

En el curso de la edad media, Módena experimentó diversas formas de gobierno, desde la potestad de la condesa Matilde di Canossa (1076 - 1115) a la autonomía comunal (1126 - 1288), de la republica autónoma (1306 - 1307), al poder de la familia Bonacolsi (1311 - 1328). Entre tanto, la ciudad evolucionaba y se enriquecía en el aspecto urbanístico. En 1188 fue construida una nueva muralla,

Después de un breve periodo de dominación mantovana en 1289, Módena pasa de nuevo en 1336 bajo el gobierno de la familia de los Estensi que la gobiernan hasta 1796. Estos años de gobierno estense trajeron un periodo de esplendor en los que el núcleo urbano se amplió y las calles del centro histórico fueron trazadas siguiendo el modelo a cuadrícula de la vecina Ferrara. En 1598, Módena se convirtió en la capital del Ducado de los Estenses y se construyeron numerosos edificios religiosos y civiles que dieron a la ciudad un aspecto majestuoso y solemne. En el siglo XIX, la dinastía austro-estense se dedicó a la modernización de la ciudad que, en 1900, fue cambió totalmente su disposición con la demolición de las murallas que fueron sustituidas por la circunvalación arbolada que podemos contemplar todavía hoy.
Hoy en día se puede apreciar una bella ciudad formada por pequeños edificios, símbolos y testimonianzas de monumentos menores, mas no de menor importancia artística. Desde los jardines privados, protegidos por cercas de hierro forjado, pero de cualquier modo a la vista como pequeñas perlas de verde que rinden todavía mas particular la cuidad.

NATURALEZA:
Cerca de Módena, a unos 17 Km. de la ciudad, se encuentra la Reserva Natural delle Salse di Nirano que se sitúa en la zona colinar del territorio municipal de Fiorano Modenese y se extiende por 200 hectáreas entre los ríos Fossa y Chianca.
La parte central de la reserva está constituida por una gran cuenca con forma de anfiteatro que presenta amplios prados, viñedos, franjas de bosque y espejos de agua entre las cárcavas del terrenos. En el fondo de la cuenca sobresalen las manchas grises de las "salse", emisiones de barros salados y aguas cenagosas que se depositan en relieves cónicos de los que salen gas y sustancias bituminosas. Su formación se debe a las aguas subterráneas que llevan a la superficie las tierras arcillosas a través de las fracturas del terreno. Este tipo de emisión, especifica de Nirano, es la más importante del territorio nacional.
En el interior de la Riserva Naturale delle Salse di Nirano se encuentra el Centro Visite Ca'Tassi desde donde salen excursiones libres y con guía.
COCINA:
Módena es sinónimo de buena cocina y aquí, comer bien es un arte que se transmite de generación a generación y que es capaz de crear platos golosos pero sin olvidarse de los orígenes campesinos que se basan en una tradición culinaria genuina y casera. Las raíces de la gastronomía modenés son humildes pero se entrelazan con la culta y florida cocina de los nobles de la corte de los Estensi. Por tanto, un banquete a la modenesa no puede que empezar con los entremeses de embutidos, sobre todo el jamón serrano, seguido por los míticos tortellini con caldo preparados con el relleno de carne de cerdo, jamón y parmesano.
A continuación, entre los segundos platos, el rey de la mesa modenesa es el zampone (pata de cerdo rellena) con lentejas. Plato antiguo y goloso, el zampone, tiene un origen que se pierde en el mito y en la leyenda.
No hay que olvidar que Módena es famosa en el mundo entero por la producción del excelente Aceto Balsámico (Vinagre Balsámico) con un aroma único e inimitable que se usa para aliñar carnes y salsas y para exaltar el sabor de las fresal y el helado. Este tipo especial de vinagre se produce con el mosto de la Uva Trebbiane de las colinas modenesas y se caracteriza por su inconfundible sabor agridulce.
También son características las tigelle, una especie de tortitas saladas cocidas en el horno de leña que se comen con embutidos y varios tipos de queso.
Para terminar nuestro banquete no pueden faltar las dulces cerezas de Viñola acompañadas de un buen castagnaccio (tarta hecho con harina de castañas) o del "bensone", dulce hecho en casa emborrachado con el Sassolino (licor típico de estas tierras) que se saborea junto a una copita de Nocino, licor hecho con el zurrón de la nuez. Como vino de mesa se aconseja el característico Lambrusco de Módena.
EVENTOS TRADICIONALES:
En Módena tiene lugar la conocida "Mostra Modena Antiquaria", feria de antigüedades, que a finales de febrero recoge numerosas piezas valiosas que atraen a un grande numero de visitantes.
Otra cita importante es el concierto anual del Pavarotti International que se celebra en junio y constituye un evento importante en el campo de la música internacional. Por último, el Festival de teatro, música y danza callejeros en el periodo de julio-agosto al que precede, en junio, la "semana Estense" que, con una fiesta de época, hace retroceder la ciudad en el tiempo hasta la Módena de los Estenses de finales del siglo XVI. Para la ocasión se organizan juegos, deportes de la época, desfiles del cortejo histórico, música, baile e incluso un banquete popular y el torneo de la Quintana.

BIBLIOGRAFIA


http://www.discoveringmodena.it/

http://www.turismo.it/articoli/2003/04/29/396199.php

http://curso-italiano.it-schools.com/secciones/viaje-y-cultura-en-italia/emiliat/turismo-y-cultura-en-modena.shtml

http://www.romanica.it/spagnolo/spa_modena.htm

http://www.comune.modena.it/teatrocomunale/teatro/teatro.shtml


<inizio

<indietro