<indietro

La poesía y la poesía en Italia por Luis Alberto Mata Carvajal

presentación>


¿Qué es Poesía?

El término tal como lo conocemos, puede ser asociado por alguna persona poca conocedora del tema con algún fragmento escrito en verso o por lo menos que su escritura envuelva rima.

Una definición del término es la siguiente: "Poesía, forma del discurso literario o artístico que se rige por una singular disposición rítmica y por la relación de equivalencia entre sonidos e imágenes. La poesía o discurso poético (que a menudo se usa como sinónimo de verso para oponerla a la prosa) une a veces la organización métrica a la disposición rítmica y, en esos casos, puede tener una estructura estrófica." (1)

Dándole un sentido a esta definición más allá del estrictamente al técnico, y viéndole desde un sentido más humano, me atrevo a decir que la poesía es una forma de expresión escrita, en la que el autor se vale de los recursos literarios para expresar de la mayor manera posible sus emociones y sentimientos, es decir, es un discurso escrito en el que se trata de plasmar las experiencias emotivas y espirituales de quien le escribe, a menudo producto de una inspiración, atribuible principalmente al factor del amor.

Por tradición son las musas, quienes son invocadas por los poetas para que le proporcionen la inspiración divina necesaria para realizar sus obras.

Las musas (3)

Las Musas son ninfas relacionadas con ríos y fuentes. Engendradas por Zeus y Mnemósine, según Hesíodo, o por Urano y Gea, según alguna otra versión como la del poeta Alcmán, son capaces de inspirar toda clase de poesía, así como de narrar a un tiempo el presente, el pasado e incluso el futuro, dadas sus virtudes proféticas. El número de estas deidades también admite variantes (tres, siete, etc), pero fue Hesíodo el primer poeta que, en su teogonía, citó un total de nueve, dándoles además estos nombres que, en griego, tienen un significado concreto:

Será más adelante, ya en época helenística (a partir del siglo IV a.C), cuando se les asigne a cada una de ellas un dominio o función propia dentro de la literatura. Se les atribuirán además una serie de emblemas característicos que son los que nos permiten reconocerlas y distinguirlas en las representaciones gráficas.

Calíope: Es la primera de todas en dignidad, la que ocupa un lugar de honor en el cortejo. Según Hesíodo, es la que asiste a los venerables reyes. Enseñó el canto a Aquiles, el famoso héroe griego de la Guerra de Troya, y es la protectora de la poesía épica.

Clío: Se le atribuye la Historia; de hecho, en las representaciones clásicas suele aparecer con un rollo de escritura en las manos.

Érato: Es la Musa de la lírica coral, especialmente de la poesía amorosa, y por ello su principal atributo es una lira, aunque en ocasiones aparece con el dios Amor a sus pies.

Euterpe: Relacionada con el arte de tocar la flauta.

Melpómene: Como Musa de la tragedia aparece representada con la máscara trágica y la maza.

Polimnia: Se le atribuye el arte de la pantomima, esto es, la mímica. En las representaciones era frecuente verla en actitud de meditación, apoyando los codos en un pedestal o roca y con un dedo sobre la boca.

Talía: Protectora de la comedia. Se la representaba como una joven risueña coronada de hiedra, con la máscara cómica y un cayado de pastor como atributos.

Terpsícore: A esta Musa se le asignaban la poesía ligera y, principalmente, la danza, así que era representada con una lira en situación de acompañar con su música a los coros de danzantes.

Urania: Musa de la astronomía.

Historia Poética de Italia

Poesía Épica (8)

En todas las civilizaciones antiguas se acostumbraba cantar las hazañas de los antepasados. En todas las culturas antiguas aparece la figura de quien solía recitar historias, que, en muchas ocasiones, eran reconocidas como propias, ya que, probablemente, eran los propios padres y abuelos de los que las oían los protagonistas de ellas.

No nos podemos olvidar de los elogios fúnebres. Siempre se ha considerado que cuando uno muere llega para él el día de las alabanzas. No importa que no sean verdad, o, por lo menos, no de esa manera. En ese momento nadie va a decir nada por una alabanza de más. Varrón lo dice:"Carmina antiqua, in quibus laudes erant maiorum, et assa voce et cum tibicine", que quiere decir: "Cánticos antiguos en los que se alababa a los antepasados, cantados sólo con la voz limpia, "a capella", o acompañada de flauta".

Sin embargo fue la tradición épica griega la que entró en Roma. En la época de las guerras Púnicas la relación con Grecia fue mucho más intensa y los romanos comenzaron a imitar la literatura griega. Las grandes epopeyas, La Ilíada y La Odisea calaron en la gente y los primeros dramaturgos y poetas las tradujeron al latín en forma de poemas y de obras dramáticas. Esto ocurrió porque los romanos no tenían un hecho histórico que suscitase poemas de la misma forma que la Guerra de Troya había sido el origen de los poemas griegos.

Al contacto con las obras maestras helénicas los romanos desarrollaron su talento y produjeron obras literarias originales. La literatura latina no apareció espontáneamente, como la griega, sino por imitación de los géneros literarios que se habían formado en Grecia. Tal vez por esta razón los primeros poetas no se ejercitaron en un solo género, como los griegos, sino que cultivaron varios a la vez: tragedia, epopeya,... Los géneros literarios no se sucedieron en Roma, sino que aparecieron casi al mismo tiempo.
En el 264 a. C. comenzó la Primera Guerra Púnica contra los Cartagineses. En esta guerra los poetas vieron la epopeya que les faltaba. Y así, Cneo Nevio, que participó en ella, escribió su obra Bellum Punicum.

Los primeros poemas épicos de que tenemos noticia, los de Livio Andrónico y Cneo Nevio, estaban escritos en verso saturnio. No se sabe a ciencia cierta cómo era y de cuántas sílabas se componía. Lo que sí parece fuera de toda duda es que su acento era musical. Sin embargo, no se conoce con precisión cuál era la alternancia de sílabas largas y breves, dónde caía el acento, cuáles eran las sílabas de sustitución, etc. Se podría comparar a los cantos populares actuales que tienen una gran libertad de metro y rima.

Poesía Medieval (10)

Con la caída del Imperio Romano una gran incultura se apoderó de Europa. Prácticamente sólo en los monasterios conocían la escritura, por lo que la poesía era eminentemente oral. La incultura y la oralidad van a provocar la paulatina desaparición del latín y la formación de las lenguas denominadas "romances", que a partir del siglo XI van a ser las utilizadas en las distintas literaturas.

Los poetas italianos hasta el siglo XII están muy influenciados por los trovadores, tanto en la lengua como en las formas y temas de la poesía. Únicamente la lírica popular religiosa de San Francisco de Asís (1181-1226) y de Fra Jacopone de Todi (1228?-1306) se desentiende de toda tutela trovadoresca. A finales del siglo XIII varios poetas, toscanos en su mayoría, reelaboran y enriquecen la vieja tradición lírica de los trovadores, concediendo menos importancia a la habilidad técnica que a la inspiración directamente producida por un amor profundo: son los poetas del Dolce Stil Nuovo: Guido Guinozzelli, Guido Calvancanti, Cino da Pistoia, Dino Frescobaldi y, sobre todo, Dante y Petrarca.

Grandes representantes de la poesía en Italia

Hablar de todos los representantes de la poesía Italiana resultante extenso, por eso hago referencia a algunos de los más representativos de ciertos períodos históricos, sin menospreciar a los no mencionados. A continuación una reseña biográfica.

Virgilio(70-19 a.C.)(4)

Poeta romano, autor de la Eneida, obra maestra de la literatura clásica latina. La influencia de Virgilio en escritores europeos de épocas posteriores fue enorme. Publio Virgilio Marón nació el 15 de octubre del año 70 a.C., en Andes, un pueblecito próximo a Mantua. Su padre era un humilde campesino. Virgilio estudió en profundidad las literaturas griega y romana, además de retórica y filosofía, en Cremona, Milán, Roma y Nápoles. Gracias a la protección del político romano Cayo Mecenas, Virgilio se vio libre de preocupaciones económicas y pudo entregarse plenamente al estudio y a la literatura. Pasó la mayor parte de su vida en Nápoles y Nola, y entre sus ámigos más íntimos figuran su protector y mecenas, Octavio, que más tarde se convertiría en el emperador Augusto, y muchos eminentes poetas, como Horacio y Lucio Vario Rufo. En el año 19 a.C. emprendió un viaje por Grecia y Asia, con la intención de revisar su obra maestra, la Eneida, prácticamente terminada para entonces, y dedicar el resto de su vida al estudio de la filosofía. En Atenas, se reunió con Augusto y regresó con él a Italia. Virgilio enfermó antes de embarcar y murió poco después de su llegada a Brindes (hoy Brindisi). En su lecho de muerte, Virgilio ordenó a Augusto que destruyera la Eneida; sin embargo, el poema fue revisado y publicado por Vario Rufo y Plotio Tuca.

El Appendix Vergiliana, una colección de poemas menores, se atribuyó a Virgilio en la antigüedad. La colección incluye breves poemas épicos, (Ciris, Culex), elegías (Lydia, Copa o La tabernera), un poema didáctico (Etna), y una serie de poemas breves agrupados bajo el título de Catalepton, o Miniaturas. Todos los poemas están escritos en el mismo estilo erudito e innovador que caracteriza a los poetas helenistas de Alejandría, y muchos revelan la influencia del poeta romano Catulo y su escuela. La autenticidad de la colección es, sin embargo, bastante discutida por los especialistas modernos. Ciertos poemas, especialmente algunos de los incluidos en Catalepton, que hablan de la vida de Virgilio, pueden ser obras de juventud. Etna se sitúa por lo general en el siglo I d.C.

En el año 37 a.C. Virgilio completó su primera gran obra, las diez Eglogas o Bucólicas, poemas pastoriles inspirados en los Idilios de Teócrito, un poeta alejandrino del siglo III a.C., si bien los poemas de Virgilio son más estilizados y menos realistas. Virgilio respetó las convenciones pastorales de su predecesor, tales como el buen humor de los pastores y sus canciones de amor, sus lamentos y sus competiciones de canto, pero dio a las Eglogas un carácter más original y nacional, introduciendo en los poemas personajes y hechos reales y aludiendo a otros personajes y sucesos bajo un velo alegórico. La famosa égloga IV celebra el nacimiento de un niño que traería una nueva Edad de Oro, de paz y prosperidad. A finales del Imperio Romano, y durante la edad media, este poema se consideró como una profecía de la llegada de Jesucristo.

Las Geórgicas son un tratado en cuatro volúmenes sobre la vida campesina, escrito entre los años 36 y 29 a.C. El poema alcanza la máxima perfección artística conocida en la poesía latina, y su publicación confirmó la posición de Virgilio como el mayor poeta de su tiempo. Aunque en realidad es un tratado de agricultura, enfocado desde un punto de vista técnico, las Geórgicas son también una viva defensa de la necesidad de restablecer la vida agrícola tradicional en Italia. El poema aspiraba a tener carácter universal, como muestran los temas de la guerra, la paz, la muerte y la resurrección que cierran cada uno de los cuatro volúmenes.

Virgilio dedicó los últimos once años de su vida a componer la Eneida, una epopeya mitológica en doce libros que relata las peripecias del héroe Eneas durante siete años, desde la caída de Troya hasta su victoria militar en Italia. En esta obra, Virgilio se propone describir su Roma ideal y, en cierto modo, prefigurar los acontecimientos de la historia romana. Eneas huye de Troya con su anciano padre sobre sus hombros y su hijo Ascanio de la mano. Consigue reunir una flota y zarpa con los supervivientes troyanos rumbo a Tracia, Creta, Epiro y Sicilia, antes de ser abordado en las costas de África. Allí, Dido, reina de Cartago, se enamora de Eneas y se suicida tras su partida. Tras atracar en la desembocadura del río Tíber, en Italia, Eneas da muerte a Turno, rey de los rútulos, en una lucha por conseguir la mano de Lavinia, princesa del Lacio. Según Virgilio, el pueblo romano desciende directamente de Ascanio, fundador de Alba Longa, la ciudad que más tarde se convertiría en Roma. El estilo de la Eneida y su tratamiento están inspirados en las antiguas epopeyas griegas, la Iliada y la Odisea. Virgilio también se inspiró en parte en el poema épico Argonáutica, escrito por el poeta griego del siglo III a.C. Apolonio de Rodas, así como en los Anales del poeta romano Quinto Ennio, que fue el primero en introducir el hexámetro dactílico en la poesía épica latina. Virgilio introdujo en la Eneida la musicalidad y la precisión técnica de su métrica de un modo tan sutil que su verso se ha considerado desde entonces como un modelo de perfección literaria. la Eneida está considerada generalmente como la primera gran epopeya literaria, puesto que la Iliada posee una gran riqueza artística pero contiene un gran número de recursos ya usados en la poesía oral anterior. la Eneida, a diferencia de la Iliada, no es una parte heredada de la conciencia nacional, sino más bien un intento deliberado de glorificar a Roma, por encargo de Augusto, cantando el supuesto origen troyano de sus gentes y, en especial, los logros e ideales de Roma bajo su nuevo emperador. Los elementos históricos y augustos son especialmente notorios entre los libros 5-8, la parte central del poema. la Eneida puede considerarse una obra universal, por su estructura ambiciosa, su belleza estilística y su preocupación por las tribulaciones del individuo. la Eneida fue una obra muy apreciada en su época. Durante la edad media se encontró en ella un sentido filosófico, y Virgilio fue considerado casi un vidente y un mago. Dante realiza un homenaje a Virgilio en la primera parte de la Divina Comedia, convirtiéndole en guía del poeta a través del Infierno y del Purgatorio, hasta llegar a las puertas del Paraiso. Pero fue la devoción de Petrarca por el estilo virgiliano, lo que convirtió a Virgilio en una referencia constante en el humanismo en el renacimiento.

Dante Alighieri (5)

Poeta italiano (Florencia 1265 - Ravena 1321). Hijo de Alighiero de Bellincione y de una dama llamada Bella, pertenecía a una familia de la burguesía güelfa, pese a lo cual el poeta se vanagloriaba de su origen noble, y en el Paraíso (cantos XV y XVI) evocó la figura de su antepasado Cacciaguida, que fue armado caballero por el emperador Conrado III de Suabia.

De su niñez y adolescencia se sabe muy poco. Antes de 1278 su madre había muerto; mientras, estudiaba en su ciudad natal, y con toda certeza, fue discípulo del famoso Brunetto Latini, que aparece en el Infierno (canto XV); entre sus amigos íntimos figuraba el futuro gran poeta Cavalcanti. Según afirma en la Vida nueva, a los nueve años (1274) vio por primera vez a Beatriz,un año menor que él, y al volverla a ver al cabo de nueve años concibió por ella un amor platónico que expresó en la Vida nueva (Vita nuova), especie de diario íntimo en verso y prosa, cuya redacción debió de terminarse hacia 1294. Beatriz desempeña un papel clave en la DivinaComedia como personaje encargado de guiar a Dante durante la segunda etapa de su viaje. Durante estos años alternó el estudio (en la universidad de Bolonia) con una vida al parecer un tanto disipada; en 1289 combatió valientemente en la batalla de Campaldino, y en 1290 es la presunta fecha de la muerte de Beatriz. Un año más tarde, contrajo matrimonio con Gemma di Manetto Donati, de la que tuvo cuatro hijos. A partir de 1295 empezó a tomar parte en la vida pública de Florencia: miembro del consejo especial del pueblo (1295-1296) y, posteriormente del consejo que elegía los priores, de 1296 a 1297 fue miembro del Consejo de los Ciento. En 1300 fue designado como embajador en San Gimignano para organizar la lucha de los güelfos de la Toscana contra las intrigas del papa Bonifacio VIII, y, en octubre de 1301, marchó a Roma para ofrecer la paz al pontífice; éste le retuvo junto a sí hasta que, a finales de año, el papa, aliado con Carlos de Valois, conseguía hacer triunfar en Florencia a los güelfos del partido "negro"; los güelfos "blancos" (moderados), a cuyo partido pertenecía Dante, fueron desterrados, y el 27 de enero de 1302 se condenaba al poeta a multa, expropiación y exilio; una segunda sentencia (10 de marzo) le condenaba a ser quemado vivo caso de encontrársele en Florencia.

En 1302 y 1303, Dante participó en las tentativas de los "blancos" desterrados, que intentaban volver al poder por la fuerza, y se reunió con ellos en Forlì, pero, decepcionado por el egoísmo y el odio partidista de los demás proscritos, que parecían olvidar que, a pesar de todo, Florencia seguía siendo su patria, se apartó de ellos y comenzó así su vida errante. Visitó primero Verona, donde fue huésped de la noble familia de los Escalígero; luego, Padua y Rímini; de 1306 a 1309 recorrió Italia septentrional. En 1310, la proyectada invasión de Italia por Enrique VII de Luxemburgo colmó de júbilo al poeta, que esperaba así ver realizado su sueño de un imperio romano universal; pero la muerte de Enrique VII frustró sus esperanzas (1313), y se vio obligado a reemprender su vida errante. Exceptuado de la amnistía de 1311, y condenado de nuevo por rebelde en 1315, ya no volvió a Florencia. Tras su paso por Lucca y Verona, fue generosamente acogido en Ravena por Guido Novello de Polenta, y en esta ciudad murió el 14 de septiembre de 1321, al regreso de una embajada en Venecia.

Obras

Su obra en lengua latina está compuesta de los siguientes libros:
· De vulgari elocuentia, opúsculo inacabado, escrito entre 1304 y 1307, en el que se analiza el mosaico de dialectos que en esta época se hablaban en Italia, con objeto de obtener una lengua común, más apta para la expresión literaria, que pudiese rivalizar dignamente con el latín.
· La Monarchia, entre 1310 y 1314, tratado político que refleja la crisis ideológica del poeta, que de güelfo blanco o moderado había pasado a ardiente partidario del gibelinismo: la salvación de Italia consistiría en la constitución de un imperio independiente de la autoridad papal.
· Las dos Églogas (Eglogae), compuestas en Ravena en 1319 ó 1320, de imitación virgiliana, y dirigidas al latinista boloñés Giovanni del Virgilio, quien le había invitado a abandonar la lengua vulgar por el latín.
· La disputa sobre el agua y la tierra (Questio de aqua et terra), tratado de física, compuesto en Verona y de cuya autenticidad se dudó hasta 1907.
· Las trece Espístolas (Epistolae) que se conservan son sólo una reducida parte de las que se sabe que llegó a escribir; dos de ellas fueron escritas en representación de los desterrados de Florencia, pero las más importantes son las ocho que escribió en nombre propio; entre éstas destacan la escrita en septiembre de 1310, exultando de júbilo por el anuncio de la llegada de Enrique de Luxemburgo, la de 1315, en que renuncia a aceptar la amnistía que le ofrecía Florencia, y, sobre todo, la dirigida a su antiguo protector Can Grande della Scala (considerada apócrifa hasta 1920), en que el poeta hace una serie de comentarios sobre la Comedia.

Sus obras conservadas en lengua italiana son:
· El banquete, tratado filosófico, escrito hacia 1307, que consiste en una serie de glosas a diversas composiciones poéticas.
· Las Rimas o Cancionero es una recopilación de la obra poética de Dante, hecha después de su muerte; sus títulos son, pues, meramente convencionales. Una serie de estos poemas son de una atribución dudosa, y su datación es extremadamente incierta; hay que destacar las llamadas Rime Petrose, inspiradas por una dama a la que llama Pietra, nombre simbólico que alude a que se mostró con él "dura como la piedra"; entre las restantes composiciones de las Rimas figuran ocho poemas del destierro, siete poemas alegóricos y doctrinales, diez composiciones de amor y de correspondencia poética y veinticinco poemas contemporáneos de la Vida nueva; uno de estos, el soneto dirigido a Cavalcanti, Guido, quisiera que tú y Lappo y yo... ha alcanzado un justo renombre y figura prácticamente en todas las antologías.
· La Vida nueva, máxima expresión del sentido poético de dolce stil novo, ha dado una gran celebridad a su autor.
· La Divina Comedia. Toda la producción dantesca queda eclipsada por este gran poema. Síntesis grandiosa, a un tiempo apasionadísima y equilibrada, del cristianismo y de la cultura clásica, de la teología, la poesía y la política, del realismo más terreno y de la espiritualidad más elevada, la Comedia aparece como un intento de una magnitud abrumadora, al servicio del cual se ponen unas excepcionales dotes políticas.

La traducción de sus obras completas se publicó en Madrid en 1956.

Francisco Petrarca(1304-1374) (6)

Nació en Arezzo. Era hijo de un desterrado y del mismo grupo político de Dante. Paso su madre a la corte de Avignon y Petrarca pudo recorrer distintos países.

Vaucluse, en Provenza, le sirvio de residencia mucho tiempo y allí murió. Petrarca escribió mucho en latín. Sus poesía italianas parecía desdeñarlas como rerum vulgarum fragmenta. Con todo, estas son las que le han colocado en la historia de toda la literatura.

Petrarca es uno de los verdaderos renacentistas italianos; gusta de lo clásico; cultiva formas latinas; entra en la indisciplina contra la desprestigiada autoridad del Pontificado de la época. Es un intelectual de fama merecida.

Como escritor Petrarca llega muy hondo en la expresión de su subjetividad. No se repite, a pesar de que el tema no es amplio en si. Petrarca es algo artificioso en la primera serie, mas sincero y puro en la segunda. Alcanzo una perfección en el verso, difícil de superar y siempre imitado.

El dominio del ritmo le ha hecho trascendente modelo en todo tiempo, siempre ha sido modelo como creador de sonetos.

Obras

En latín dejo: Epístolas y otros poemas menores. Como África, poema épico sobre Escorpión, y De remedilis utriusque fortunae. En italiano escribió Canzoniere. Se compone el conjunto de: 317 sonetos, 7 baladas, 29 canciones, 6 sextina y 4 madrigales. Además, escribe los Triunfi, seis composiciones sobre el amor, castidad, muerte, fama, tiempo, divinidad.

Giovanni Boccaccio (1313-1375) (7)

Poeta y humanista italiano, uno de los más grandes escritores de todos los tiempos. Boccaccio probablemente nació en París aunque sea un hecho muy discutido, hijo ilegítimo de un comerciante florentino y una noble francesa. Criado en Florencia, fue enviado a estudiar el arte del comercio a Nápoles, hacia el 1323. Abandonó la contabilidad por el Derecho Canónico y éste por los estudios clásicos y científicos. Formó parte de la corte de Roberto de Anjou, rey de Nápoles. Se suponía que el rey tenía una hija ilegítima, Maria dei Conti d'Aquino. Aunque no se han encontrado pruebas concluyentes de su existencia, se ha dicho que fue amante de Boccaccio y que inspiró gran parte de su obra. Puede incluso que sea la Fiammetta immortalizada en sus escritos.

A su regreso a Florencia, hacia 1340, Boccaccio desempeñó varios cargos diplomáticos con el gobierno de la ciudad, y en 1350 conoció al gran poeta y humanista Petrarca, con el que mantuvo una estrecha amistad hasta la muerte de Petrarca en 1374. En 1362, un amigo invitó a Boccaccio para que fuera a Nápoles, prometiéndole el patronazgo de la reina Juana. Una fría recepción por parte de la corte de la reina le llevó a buscar la hospitalidad de Pretarca, que entonces estaba en Venecia (1363). Sin embargo, rechazó la oferta que le hizo Petrarca de una casa y regresó a su propiedad de Certaldo (cerca de Florencia). Los años finales de Boccaccio, en los que se dedicó a la meditación religiosa, tuvieron la alegría de su nombramiento en 1373 como lector oficial de Dante. Su serie de lecturas quedó interrumpida por una enfermedad en 1374, y murió el año siguiente.

La obra más importante de Boccaccio es El Decamerón, que empezó en 1348 y terminó en 1353. Esta colección de cien relatos ingeniosos, alegres, se desarrolla en un marco concreto: un grupo de amigos educados, afortunados y discretos, siete mujeres y tres hombres, para escapar a un brote de peste se refugian en una villa de las afueras de Florencia. Allí se entretienen unos a otros durante un periodo de diez días (de ahí el título) con una serie de relatos contados por cada uno de ellos por turno. El relato de cada día termina con una canzone, una canción para bailar entonada por uno de los narradores; estas canciones representan algunas de las muestras más exquisitas de la poesía lírica de Boccaccio. Al terminar el cuento número cien, los amigos vuelven a sus casas de la ciudad. El Decamerón es la primera obra plenamente renacentista ya que se ocupa sólo de aspectos humanos y sin hacer mención a temas religiosos y teológicos. Es notable por la riqueza y variedad de los cuentos, que alternan entre la solemnidad y el humor; por la brillantez de su escritura, y por su penetrante análisis de los personajes. En esta obra Boccaccio reunió material de muchas fuentes: fabliaux franceses, clásicos griegos y latinos, relatos populares y observaciones de la vida italiana de su época. El Decamerón rompió con la tradición literaria y, por primera vez en la edad media, Boccaccio presentó al hombre como artífice de su destino, más que como un ser a merced de la gracia divina.

Entre los otros escritos de Boccaccio se cuentan tres obras que se cree fueron inspiradas por Fiammetta: su primer y extenso romance en prosa Il Filocolo (1336), Elegía de Madonna Fiammetta (1344), las dos referidas a amantes desdeñados e Il Corbaccio (1354). Su Filostrato (1338) y la Teseida (1340-1341) son poemas en octava rima, una forma métrica que Boccaccio llevó a la perfección. También escribió una vida de Dante, con un comentario de la Divina Comedia, y varias obras eruditas, científicas y poéticas en latín, entre ellas De Claris Mulieribus (1360-1374). La obra de Boccaccio influyó en muchos escritores de toda Europa como Margarita de Navarra, Michel de Montaigne, Geoffrey Chaucer, Shakespeare y John Dryden.


Algunos fragmentos de obras contemporáneas (9)

Guiseppe Ungaretti

TODO HE PERDIDO

Todo he perdido de la infancia
y no podré ya más
olvidarme en un grito.
He enterrado la infancia
en el fondo de las noches
y ahora, espada invisible,
me separa de todo.
De mi recuerdo que exultaba amándote,
y aquí estoy, extraviado
en lo infinito de las noches.
Desesperación que incesante aumenta,
ya para mí la vida,
detenida en el fondo de la garganta,
no es más que una roca de gritos.


Eugenio Montale
HAY QUIEN MUERE

Hay quien muere por nosotros. Es cosa de todos los días
y hasta me ocurre a mí mismo por alguien.
Que sacrificio horrendo esta compensación
que debería salvarnos a todos en bloque,
bravos turistas que gastan poco y no ven nada.
Así marchan de acuerdo teologías, economía,
semiología, cibernética y algo aún desconocido
que está incubándose, del cual seremos
nutrición y veneno, plenitud y vacío.

POEMA 5 DE "XENIA" II

Del brazo tuyo he bajado por lo menos un millón de escaleras,
y ahora que no estás cada escalón es un vacío.
También así de breve fue nuestro largo viaje.
El mío aún continúa, más ya no necesito
los trasbordos, los asientos reservados,
las trampas, los oprobios de quien cree
que lo que vemos es la realidad.
He bajado millones de escaleras dándote el brazo

y no porque cuatro ojos puedan ver más que dos.
Contigo las bajé porque sabía que de ambos
las únicas pupilas verdaderas, aunque muy empañadas
eran las tuyas.

Salvatore Quasimodo
A TU LUMBRE NAUFRAGA

Nazco a tu lumbre naufraga,
ocaso de aguas límpidas.
De hojas serenas arde
el aire consolado.
Desarraigado de los vivos,
corazón transitorio,
soy un límite vano.
Tu don tremendo
de palabras, Señor,
asiduamente pago.
Despiértame de entre los muertos:
cada uno a tomado su tierra
y su mujer.
Tu me has mirado dentro,
en la oscuridad de las vísceras:
ninguno tienen mi desesperación
en su alma:
soy un hombre solo,
un solo infierno.


Dino Campana
MUJER GENOVESA

Tu me trajiste un poco de algas marinas
en tus cabellos y un olor de viento,
que viniendo de lejos llega grave
de ardor, había en tu cuerpo bronceado
-o la divina
simplicidad de tus formas esbeltas-:
no amor ni sufrimiento, un fantasma,
una sombra de la necesidad que vaga
serena e ineluctable por el alma
y la disuelve en júbilo, en encanto, serena,
para que pueda el viento del sudeste
llevarla al infinito.
¡Que pequeño y ligero es el mundo en tus manos!

NAVIO EN VIAJE

El mástil oscila rítmico en el silencio.
Una tenue luz blanca y verde cae del mástil.
El cielo límpido en el horizonte, cargado de verde y dorado
tras la borrasca.
El cuadro blanco del farol en lo alto
ilumina el secreto nocturno: por la ventana,
las cuerdas altas -un triángulo de oro-
y un globo blanco de humo
que no existe como música
sobre el círculo, con los golpes del oleaje en sordina.


Pier Paolo Pasolini
AH, PARA MI YA NO ES ...

Ah, para mi ya no es esta belleza
de cristal, esta agria primavera:
un grito, incluso alegre, te vencería.
)Arrimo los postigos y dejo solo
al mundo con la plata de sus cielos.

ABRO LA MAÑANA

Abro a la mañana de un blanco lunes
la ventana, y la calle indiferente
roba entre su luz y sus rumores
mi presencia infrecuente entre las hojas.
Este moverme... en días totalmente
fuera del tiempo que parecía consagrado
a mí, sin regresos ni paradas,
espacio lleno todo de mi estado,
casi prolongación de la existencia
mía, de mi calor, del cuerpo mío...
y se ha truncado... Estoy en otro tiempo,
un tiempo que dispone sus mañanas
en esta calle que yo miro, ignoto,
en esta gente fruto de otra historia...



Humberto Saba
FELICIDAD

La juventud, ansiosa de obligaciones,
ofrece espontánea a la carga sus hombros.
No resiste. Llora de melancolía.
Vagabundaje, evasión, poesía,
¡caros prodigios cuando es tarde! Tarde,
se afina el aire y los pasos se vuelven
livianos.
Hoy es mejor que ayer
aunque aún no se ala felicidad.
Asumiremos un día la bondad
de su rostro, veremos a alguien disolver
como un humo su dolor inútil.


Referencias

[1] Enciclopedia Microsoft Encarta 2003 "Poesía"

[2] Enciclopedia Microsoft Encarta 2003 "Literatura Italiana"

[3] Aránzazu, Marín Alonso. "Las Musas". Universidad de Zaragoza, Proyecto Clío. http://clio.rediris.es/fichas/ant_musas.htm#

[4] "Virgilio" http://www.epdlp.com/virgilio.html

[5] "Dante Alighieri" http://www.geocities.com/Paris/Cafe/2928/dante.html

[6] "Petrarca" http://www.bibliotecavirtual.com.do/Literatura/Petrarca.htm

[7] "Giovanni Boccaccio" http://www.epdlp.com/boccaccio.html

[8] "Poesía Épica" http://sapiens.ya.com/jomicoe/poesia_epica.htm#Final

[9] "Poesía Italiana" http://www.islapoetica.com.mx/geografia-poetica/italia.htm#

[10] "Poesía Medieval" http://webs.ono.com/usr002/lmorant/medieval.htm

<inicio

<indietro