<indietro

 

 

Luciano Berio: Pionero y Maestro de la música electrónica en Italia

 

 

Luis Daniel Kowalski

Luciano Berio (1925–2003) fue un compositor italiano de música clásica moderna y uno de los principales representantes de la vanguardia musical europea. Pionero en el desarrollo de la música electrónica y métodos de combinar el discurso oral con la música. Su trabajo es caracterizado por su amor a lo teatral, su fascinación por la voz y su intención constante de engancharse con música tanto del pasado como del presente. Entre sus obras más destacadas se encuentran Sinfonía (1968), Thema – Omaggio a Joyce (1959) y la ópera Un re in ascolto (1984) compuesta en colaboración de su compatriota Italo Calvino.


Luciano Berio nació el 24 de Octubre de 1925 en un pequeño pueblo llamado Oneglia, ubicado al norte de Italia en la costa de Liguria. Su padre (Ernesto Berio) y su abuelo (Adolfo Berio) fueron sus primeros tutores, ya que ambos eran organistas y compositores en Oneglia.

En 1944 se alista en el ejército debido a la guerra, pero en su primer día se lastima gravemente la mano al intentar aprender a utilizar un arma, por lo que es internado en un hospital militar por más de 3 meses, luego huyó a Como para luchar en grupos anti-nazis.

En 1945, después de la guerra, estudió en el conservatorio de Milán donde se concentró por completo en la composición, ya que debido a su herida en la mano no podría tener una carrera como pianista. Giulio Paribeni fue su profesor de contrapunto y luego en 1948 Berio se unió a las clases de composición de Giorgio Federico Ghedini.

En 1947 se realizo la primera presentación pública de una composición hecha por Berio, una suite para piano, seguida por un concertino para clarinete, violín, cuerdas y celesta. En este momento Berio se ganaba la vida acompañando clases de canto y conduciendo obras en pequeñas casas de ópera. Una de las cantantes que acompañó, la soprano americana Cathy Berberian, se convertiría en un futuro no muy lejano en su esposa. Berio explotó al máximo la voz de Cathy dedicándole varias de sus composiciones como Thema (1958), Circles (1960), Folk Songs (1964) y Recital1 (1971), de ella nace su inclinación por la música vocal.

Para su luna de miel con Cathy, Berio viaja a Estados Unidos por primera vez, y dos años luego (1951) gana una beca de la Fundación Koussevitzky para estudiar en Tanglewood, Massachussets con Luigi Dallapiccola. En Nueva York conoce la música electrónica y en 1953 idea su primer trabajo en cinta para un filme de la RAI. De aquí la RAI lo invita a realizar propuestas para un estudio electrónico. Luego conoce a Bruno Maderna con quien realizó en 1954 Un Ritratto di Città, un retrato radiofónico de la ciudad de Milán. Luego Maderna lo acompañó como co-director del estudio electrónico de Milán (Studio di Fonologia), que abrió en Agosto de 1955 y donde dieron su primer concierto de música electrónica en Agosto de 1956. A partir de este momento Berio comienza a experimentar con el lenguaje y la electrónica, dando como resultado Thema (1958) y Différences, escrito para una serie de conciertos de Pierre Boulez, combinando exitosamente en el último, instrumentos tradicionales con recursos electrónicos, tanto así que en 1960 produce Momenti, su último trabajo completamente electrónico.

En 1960 vuelve a Tanglewood como compositor residente y compone Circles para Cathy, un arreglo de tres poemas de E. Cummings para voz femenina, arpa y dos percusionistas, donde la cantante se desplaza por el escenario para indicar una mayor o menor identificación de la voz con los instrumentos, pasar de un lenguaje verbal comprensible a una sintaxis dislocada. Luego enseño en la escuela de verano Dartington en Devon por dos años, ya que en 1962 Darius Milhaud le pide que tome su puesto en el Mills College en Oakland, California mientras él enseñaba en Paris. En 1964 Berio se divorcia de Cathy Berberian pero igual mantuvieron su relación profesional, en 1965 escribió para ella Folk Songs y el año siguiente Sequenza III para voz. Un año después de su divorcio, Berio se casa con la estudiante de psicología Susan Oyama, de quien se divorció en 1971.

En 1965 comienza a impartir clases en el Julliard School en Nueva York, reconocido como uno de los mejores conservatorios del mundo, donde creo el Julliard Ensemble, un grupo dedicado a interpretar música contemporánea. Ese mismo año realizó uno de sus mayores trabajos con motivo del 700º aniversario del nacimiento de Dante, y por el cual recibió el Premio de Italia el año siguiente.

El asesinato de Martin Luther King en 1967 inspiró O King, que luego fue incluido en Sinfonía (1968), obra maestra de Berio para orquesta y ocho voces amplificadas, que consta de cinco movimientos donde las voces no son utilizadas de la manera tradicional, sino que además del típico canto entonado las voces recitan, susurran y gritan citas de Claude Levi-Strauss, Samuel Beckett y otros textos con instrucciones de partituras de la segunda sinfonía de Mahler. Esta obra es uno de los paradigmas de la técnica del collage y una de las más populares de Berio.

Berio experimentó con el teatro musical abierto creando Opera (1970), construida con el relato de tres narraciones acerca de la muerte, pero este trabajo tuvo poco éxito. Al año siguiente renuncia a la academia Julliard y regresa a Italia donde compra una propiedad cerca de Siena y se dedica a plantar algunos frutales y viñedos mientras descansa un tiempo, hasta que en 1974 Pierre Boulez lo invita a dirigir la sección de electro-acústica del IRCAM (Instituto de Investigación y Coordinación Músico/Acústico) en París, donde trabajó hasta 1980. En 1977 contrajo matrimonio por tercera vez con la musicólogo Talia Pecker.

En 1982 se estrenó la ópera La Vera Storia en Milán, con un libreto hecho por Italo Calvino, y en 1984 se estrenó uno de sus más importantes trabajos, Un Re in Ascolto de Shakespiere, con la adaptación de libreto de Italo Calvino y la colaboración de Auden, y dirigida por Lorin Maazel en el festival de Salzburg.

En 1987 creó el centro Tempo Reale en la villa Strozzi, Florencia, de funciones semejantes al IRCAM de París. Ahí desarrolló el sistema TRAILS (Tempo Reale Audio Interactive Location System), un programa diseñado para crear la arquitectura propia de Berio en un auditorio con parlantes de posición conocida.

En 1994 Berio se convirtió en Distinguido Compositor Residente de la Universidad de Harvard, en Boston, Massachussets, cargo que mantuvo hasta el 2000, año en el que fue nombrado Presidente y Superintendente de la Accademia Nazzionale di Santa Cecilia en Roma. Siguió componiendo hasta el final de sus días, falleció el 27 de Mayo de 2003, a la edad de 77 años, en un hospital de Roma.

La Música de Luciano Berio

A continuación se analizaran algunos de los temas más importantes compuestos por Berio a lo largo de su vida, donde utiliza técnicas de modificación electrónica de voces, inclusión de sonidos electrónicos, collage y muchas otras que caracterizan a Berio como un distinguido compositor del Siglo XX.
Sinfonía (1969)
Compuesta para ocho voces divididas en dos cuartetos y orquesta, utiliza la técnica del collage para encontrar un balance entre el instrumento y la voz, la palabra cantada y la palabra hablada y la estructura del sonido en un todo. Por eso el título de la obra no se refiere a la forma sinfónica clásica, sino al sonido simultáneo de distintas partes. Se utiliza la voz en distintos grados de inteligibilidad (a veces sólo entendible por el oído experimentado) para esparcir un mensaje a través de citas de personajes célebres como Claude Lévi-Strauss, Samuel Beckett y James Joyce.

Esta obra está consta de cinco movimientos, que llevan al espectador por diferentes estados de intensidad comenzando por la calma del primer movimiento, alcanzando el clímax en el tercer movimiento y volviendo a la calma luego para alcanzar un balance con su quinto movimiento. El tratamiento de lo vocal en los movimientos uno, dos, cuatro y cinco de Sinfonia es similar en que no es perceptible como tal inmediatamente. Las palabras y sus componentes se someten a un análisis musical que es integral a la estructura de la vos y los instrumentos juntos.

El primer movimiento arranca con voces que emergen desde el silencio armónicamente, liberándose repentinamente en ráfagas de sílabas murmuradas y citas decompuestas de los trabajos de Claude Lévi-Strauss, acerca de los mitos Brasileños de los orígenes del agua. En el segundo movimiento Berio incluye su tema O King, donde las sílabas del nombre Martin Luther King son utilizadas como fonemas que van rotando en distintas notas para cada ciclo, llegando al momento final donde el nombre es dicho completo, pero incluso aquí es difícil entender qué es lo que se está diciendo.

El tercer movimiento es quizás el más famoso de esta pieza, resultado experimental de la mezcla de diferentes piezas musicales de diferentes épocas, citas textuales a diferentes grados de perceptibilidad y un expositor principal que lleva la atención del público a través de un río que no fluye tranquilamente, sino más bien como un torrente que repentinamente rompe en el grupo de cuerdas pero no para detenerse ahí, sino para seguir adelante en otra dirección. El tema musical principal de este movimiento es el scherzo de la segunda sinfonía de Mahler “Resurrección”, con el texto principal del libreto pertenece a Samuel Beckett de su novela “El Innombrable”, el resto son pequeños segmentos de música de diferentes compositores que se nombran más adelante.

Luego volvemos a la calma del cuarto movimiento, muy parecido al segundo, pero con menos agresividad de parte de la orquesta, que se mantiene contenida por debajo de un coro que va a la deriva. Y por último llegamos a la conclusión con un quinto movimiento que fue añadido por Berio un año después para alcanzar un balance en la obra. La textura instrumental es parecida a la del primer movimiento, y el texto una recopilación de los demás movimientos.

Sinfonia fue compuesta para el 125º aniversario de la Filarmónica de Nueva York, y dedicada a Leonard Bernstein, quien la dirigió en el estreno de su segunda versión en 1969. The Swingle Singers fue la agrupación vocal que se encargó de la parte vocal de esta pieza en su estreno.

Citas en Sinfonia
· Textos de la novela de Samuel Beckett El innombrable.
· Textos del ensayo de antropología Lo crudo y lo cocido de Claude Lévi-Strauss.
· Eslóganes usados en el Mayo francés.
· El movimiento base es el tercer movimiento (Scherzo: In ruhig fliessender Bewegung) de la Sinfonía nº 2 de Gustav Mahler.
· La cuarta pieza (Peripetie) de las Cinco piezas para orquesta Op. 16 de Arnold Schoenberg.
· El primer movimiento de la Sinfonía No. 4 también de Mahler.
· La Mer de Claude Debussy.
· El vals de Ochs de la ópera Der Rosenkavalier (El caballero de la rosa) de Richard Strauss.
· La Danza de la tierra del final de la primera parte del ballet La consagración de la primavera de Igor Stravinski.
· Agon ballet también de Stravinski.
· La valse de Maurice Ravel.
· El segundo movimiento de la Sinfonía No. 6 Pastoral de Ludwig van Beethoven.
· El segundo movimiento del Concierto para violín y orquesta "A la memoria de un ángel" de Alban Berg.
· Don de Pli selon pli de Pierre Boulez.

Thema – Omaggio a Joyce (Tributo a Joyce)

Realizado en 1958 en el Studio de Fonología de Milán, Thema es una de las piezas electrónicas de cinta magnética de Luciano Berio, y toma como material de base el capítulo “Sirenas” de la novela Ulises de James Joyce.
Comienza con la lectura del inicio del capítulo “Sirenas” por parte de Cathy Berberian, la esposa de Berio. Luego ésta es distorsionada y amplificada por la manipulación tecnológica de Berio. A partir de este momento el texto se hace irreconocible, a pesar de que no hay sonidos electrónicamente generados en la cinta. Los efectos aplicados son muchos; amplificaciones, distorsiones, ecos, aumento y reducción de la velocidad de la cinta; multi-tracking y empalmes modulan la voz desde la incoherencia hasta la belleza en capas. De momentos la pieza alcanza un toque misterioso, como de otro mundo, y en otros pareciera una maquina de cinta teniendo una mala pesadilla.

Para oídos modernos acostumbrados a la electrónica, trip hop e incluso los efectos audiovisuales utilizados en el cine, esta pieza parecerá bastante anticuada, pero es verdaderamente admirable tanto por su espíritu vanguardista, como por el ingenio expresado en un medio tan limitado. Realmente esta obra es una experiencia extraña e intrigante para el que la escucha, que alcanza a difuminar las fronteras entre el lenguaje y el sonido.


Adaptaciones y Transcripciones
Luciano Berio fue también un famoso transcriptor tanto en sus propias obras como en las de otros compositores. Entre sus obras se encuentran los chemins, que no son más que adaptaciones de sus sequenzas (compuestas para sólo un instrumento o voz) a las que agrega más instrumentos, orquesta o voz. Para Berio esto era como las capas de una cebolla, donde al corazón le iba agregando distintas capas, las intercambiaba con otras capas distintas y hacía un sinfín de arreglos.

Entre sus arreglos más famosos de otros compositores existen obras de Claudio Monteverdi, Henry Purcell, Johannes Brahms, Gustav Mahler, Luigi Boccherini y Kurt Weill. Para su primera mujer escribió Folk Songs (1964) una colección de arreglos de canciones populares y folclóricas. También escribió un final para la ópera de Giacomo Puccini Turandot (estrenada en Los Angeles el 27 de mayo de 2002 y ese mismo año en Amsterdam y Salzburgo) y en Rendering (1989) tomó los pocos bosquejos que Franz Schubert hizó para su Sinfonía No. 10, y los terminó añadiendo música derivada de otras obras de Schubert.


A continuación se presenta un listado de todas las obras de Luciano Berio catalogadas por géneros y ordenadas cronológicamente por su fecha de estreno al público.
Música electroacústica
· Thema (Omaggio a Joyce), cinta magnética (1958)
· Allez-Hop, cinta magnética (1959)
· Visage, cinta magnética (1961)
· Chants parallèles, cinta magnética (1975)
· Diario immaginario, electrónica (1975)
Obras vocales
· Circles, para voz, arpa y percusión (1960)
· Folk Songs, para mezzosoprano y siete instrumentos (1964)
· Laborintus II, para voz, instrumentos y cinta magnética (1965)
· Sequenza III, para voz (1966)
· O King, para mezzo soprano y cinco instrumentos (1968)
· Sinfonía, para ocho voces amplificadas y orquesta (1969)
· Recital (for Cathy), para mezzosoprano y 17 instrumentos (1971)
· Cries of London, para ocho voces (1974)
· A-Ronne, para cinco u ocho voces (1975)
· Canticum Novissimi Testamenti I, para coro (1988)
· Canticum Novissimi Testamenti II, para 8 voces, 4 clarinetes y cuarteto de saxofón (1988)
Obras instrumentales
· Sequenza I, para flauta (1958)
· Sequenza II, para arpa (1963)
· Chemins I, para arpa y orquesta (1965)
· Sequenza III, para voz (1966)
· Sequenza IV, para piano (1966)
· Sequenza V, para trombón (1966)
· Sequenza VI, para viola (1967)
· Chemins II, para viola y nueve instrumentos (1967)
· Chemins III, para viola y orquesta (1968)
· Sequenza VII, para oboe (1969)
· Chemins IIb, para orquesta (1970)
· Chemins IIc, para clarinete bajo y orquesta (1972)
· Línea, para dos pianos, vibráfono y marimbáfono (1973)
· Points of the Curve to Find, para piano y 22 instrumentos (1974)
· Sequenza VIII, para violín (1975)
· Chemins IV, para oboe y cuerda (1975)
· Il ritorno degli snovidenia, para violonchelo y 30 instrumentos (1977)
· Sequenza IX, para saxofón alto (1980)
· Accordo, para conjunto de viento y percusión (1981)
· Sequenza X, para trompeta y piano amplificado (1984)
· Voci, para viola y dos grupos de instrumentos (1984)
· Secuencia XI, para guitarra (1988)
· Chemins V, para guitarra y 42 instrumentos (1992)
· Notturno, para cuarteto de cuerda (1994)
· Secuencia XII, para fagot (1995)
· Sequenza XIII, para acordeón (1995)
· Alternatim, para clarinete, viola y orquesta (1997)
· Altra voce, para flauta, mezzosoprano y electrónica en vivo (1999)
· Sequenza XIV, para violonchelo (2002)
Obras orquestales
· Sinfonía, para ocho voces amplificadas y orquesta (1969)
· Chemins IIb, para orquesta (1970)
· Movimiento, para orquesta (1971)
· Concierto, para dos pianos y orquesta (1972)
· Still, para orquesta (1973)
· Eindrücke, para orquesta (1974)
· Coro, para coro y orquesta (1976)
· Requiem, para orquesta (1984)
· Continuo, para orquesta (1991)
· Ekphrasis (Continuo II), para orquesta (1996)
Música escénica
· Opera, teatro musical (1970)
· Per la dolce memoria di quel giorno, ballet (1974)
· La vera storia, teatro musical (1978)
· Un re in ascolto, teatro musical (1984)
· Outis, teatro musical (1996)

Conclusión

· Luciano Berio fue un músico de gran aporte para la música moderna debido a sus inagotables ganas de experimentar nuevos métodos y técnicas de composición y transcripción. Sus obras vocales muestran la fusión de la voz con los instrumentos y el sonido, alcanzando la imperceptibilidad e ininteligibilidad de la misma.

Bibliografía

Referencias de Internet:
· http://es.wikipedia.org/wiki/Luciano_Berio y links asociados
· http://mac-texier.ircam.fr/textes/c00000008/
· http://www.compositiontoday.com/articles/berio.asp
· http://www.telegraph.co.uk/news/main.jhtml?xml=/news/2003/05/28/db2801.xml&sSheet=/opinion/2003/05/28/ixopright.html
· http://www.themodernword.com/beckett/beckett_berio_sinfonia.html
· http://www.themodernword.com/joyce/music/berio_thema.html

<indietro