<indietro

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS

Para iniciar la presentación de los resultados de acuerdo con los criterios y con las categorías de análisis establecidos en la metodología de esta investigación, se ofrecen los datos generales obtenidos respecto a la frecuencia de uso de las preposiciones.
El cuadro N° 1, que se presenta a continuación, reúne toda la información referente a la frecuencia de uso de las preposiciones por parte de la muestra estudiada:

Como podemos observar en el gráfico 1a, las preposiciones, en orden de frecuencia de uso, se ubican de la siguiente manera: la preposición A concentra el 43% del total de la muestra; la segunda posición la ocupa la preposición IN, que obtiene un 36,7% del total. La preposición DA presenta una frecuencia de uso de un 7,6%, mientras que las preposiciones PER, SU y TRA(FRA), obtuvieron 5,3%, 3,8% y 0,5%,respectivamente.
Es interesante destacar que estos resultados sufren algunas variaciones cuando se separan los grupos de la muestra. El gráfico 1b refleja los resultados obtenidos en el G1:

En el grupo de estudiantes de la UEP se observa un predominio en el uso de la preposición IN, que ocupa casi un 43,9% del total parcial de este grupo. En orden de frecuencia de uso, la preposición A ocupa el segundo lugar en el G1, con un 28,4% del total. La preposición DA ocupa el tercer lugar en la frecuencia con un total de 10,3%; el cuarto lugar es ocupado por la preposición SU, con un 8,9%, seguido por la preposición DI, que concentra un 5,2% del total del grupo. El cuadro de la frecuencia de uso de las preposiciones en el G1 lo cierran las preposiciones PER y TRA (FRA), que ocupan un 2,6% y un 0,7% respectivamente.
El gráfico 1c presenta los resultados obtenidos en el G2 respecto a la frecuencia de uso de las preposiciones:

En el grupo de estudiantes de la EIM prevalece el uso de la preposición A, que constituye casi el 50% del total general, es decir, constituye prácticamente la mitad de la frecuencia total. La preposición IN presenta una frecuencia de un 33,2%. Siguen, en orden de frecuencia, las preposiciones PER y DA, que ocupan, respectivamente, un 6,6% y un 6,4% del total, mientras que los 4 puntos restantes se concentran en las preposiciones DI (2,1%), SU (1,4%) y TRA (FRA) (0,4%). Es importante destacar que, al igual que en el G1, la preposición TRA (FRA) ocupa el nivel más bajo de frecuencia de uso en el G2, lo que constituye la única coincidencia real entre los resultados parciales de cada grupo y el resultado general de toda la muestra.
La frecuencia de uso de las preposiciones que indican espacialidad en el grupo de estudiantes de la Escuela de Idiomas Modernos de la UCV (EIM) supera abiertamente a la frecuencia que se presenta en el grupo de pruebas obtenidas en la Universidad para Extranjeros de Perugia (UEP). En un total de 878 cláusulas que contenían las preposiciones analizadas, 577 fueron producidas por el grupo de estudiantes de la EIM (G2) y sólo 271 fueron producidas por el grupo de la UEP (G1), como muestran las dos últimas columnas del cuadro N° 1, representadas en el gráfico 1d:

A partir de este momento se presentará en detalle el análisis de los resultados obtenidos en cada preposición. Para la presentación del análisis de los resultados de acuerdo con las categorías establecidas se tomará como punto de partida la frecuencia de uso de cada preposición según el nivel de instrucción, y posteriormente se presentará la aceptabilidad en la lengua objetivo de las preposiciones utilizadas en las diferentes cláusulas.
Considero igualmente importante para este estudio observar todas las características de las preposiciones usadas, especialmente aquellas en las que hay problemas de aceptabilidad. Por tal razón, se presentará un análisis de los resultados obtenidos en cada preposición, según los niveles lingüísticos establecidos, es decir, se analizarán los resultados según las categorías semánticas, morfológicas y lexicales establecidas para tal fin en la metodología de esta investigación.
En primer lugar, se presenta un cuadro que reúne todos los datos sobre la aceptabilidad; posteriormente se ofrecen los gráficos que reflejan, por separado, el uso aceptado y no aceptado de la preposición en la lengua objetivo en los diferentes niveles de los grupos estudiados. La última parte del análisis en este apartado se realiza a través de unos gráficos que reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado y el uso no aceptado de la preposición en cada uno de los grupos, según los niveles de instrucción.


1. Preposición A
1a. Frecuencia de uso de la preposición A según los niveles de instrucción.
En el cuadro que se presenta a continuación y en su respectivo gráfico, se ofrecen los resultados obtenidos relacionados con la frecuencia de uso de la preposición:

En el grupo de estudiantes de la UEP se puede observar un aumento progresivo en la frecuencia de uso, que va del nivel básico hasta el nivel avanzado.
La frecuencia más baja la tenemos en el nivel básico (5%); en el nivel intermedio la frecuencia de uso aumenta ligeramente (6%); finalmente la frecuencia más alta se presenta en el nivel avanzado, que agrupa un total del 10% de la muestra.
El panorama en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición A por niveles de instrucción cambia notablemente en el grupo de estudiantes de la EIM. En este grupo, la frecuencia mayor se observa en el nivel intermedio (27%), que supera ligeramente la frecuencia de uso del nivel básico, en el que se presenta un 28%. En el nivel avanzado se observa la frecuencia más baja del grupo, un 24%.

1b. Aceptabilidad del uso de la preposición A según los niveles de instrucción.
El porcentaje de aceptabilidad de la preposición puede variar según el nivel de instrucción. Por esta razón, a continuación se presentan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado y no aceptado de la preposición A. Los resultados han sido clasificados por grupos (UEP y EIM) de acuerdo con los tres niveles de instrucción establecidos en la metodología de esta investigación.
Es importante destacar que la muestra obtenida en la Escuela de Idiomas Modernos en Venezuela para esta preposición triplica en frecuencia de uso a la obtenida en Italia; por lo tanto, los resultados serán siempre relativos, tomando en cuenta que existe una gran desigualdad en cuanto a la frecuencia de uso de las preposiciones en ambos grupos. Por esta razón, para analizar los resultados reales obtenidos en cada grupo en cuanto a la aceptabilidad y a las diferentes categorías lingüísticas establecidas, se separaron los grupos de la muestra, y para la obtención de los resultados se tomaron los totales parciales de cada grupo por separado. Por lo tanto, en cada cuadro se muestra el 100% del G1 y el 100% del G2. Este modelo es usado en el análisis de los resultados de cada una de las preposiciones.

En cuanto al uso aceptado de la preposición, podemos observar que en el grupo de estudiantes de la Escuela de Idiomas Modernos de la UCV se concentra un alto índice de aceptabilidad en la preposición A. En las pruebas de este grupo se pueden encontrar ejemplos como (11) y (12), en los que el uso de la preposición A es aceptado en la lengua objetivo:
(11) "Abito a Caracas"
[Vivo en Caracas]
(12) "Sono andata a Parigi l'anno scorso"
[Fui a París el año pasado]
Es interesante observar que en el grupo de la UEP hay un aumento progresivo de la aceptabilidad, que inicia en el nivel básico de instrucción con un 21%, sigue en el nivel intermedio con un 25% y termina en el nivel avanzado con un 35%. En el grupo de estudiantes de la EIM el proceso se da a la inversa, es decir, hay una disminución del uso aceptado de la preposición: el nivel básico concentra un 31% del total de la muestra, seguido del nivel intermedio, en el que se obtuvo un 30%, y se cierra con el nivel avanzado, que presenta el porcentaje más bajo del grupo, un 29%.
En cuanto al uso no aceptado de la preposición, es importante destacar que el porcentaje total de no aceptabilidad es muy bajo en ambos grupos (en el grupo de la UEP se ubica en el 20%, mientras que en el grupo de la EIM no alcanza el 10% del total).
En el G1 los mayores problemas se presentan en el nivel avanzado, que concentra el 9% de los casos en los que el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo. El resto de los niveles (básico e intermedio) presenta el mismo nivel de no aceptabilidad (5% cada nivel).
En el G2 el nivel básico presenta un 3% de oraciones con problemas de aceptabilidad; el porcentaje aumenta en el nivel intermedio, en el que prácticamente se dobla el uso no aceptado de esta preposición (6%). Sin embargo, se presenta una disminución bien considerable en el nivel avanzado, en el cual se observa un 1% de uso no aceptado de dicha preposición.
El uso no aceptado de la preposición A se puede ilustrar en ejemplos como (13), en el que la preposición aceptada en la lengua objetivo es IN:
(13) "Sono andato a chiesa"
[Fui a la iglesia]
Para observar el nivel real de aceptabilidad en cada uno de los grupos, a continuación se ofrecen dos gráficos en los que se refleja el uso aceptado y no aceptado de la preposición por niveles de instrucción. A diferencia de los gráficos anteriormente presentados, esta vez se presentan por separado los resultados obtenidos en el grupo de la UEP de los resultados obtenidos en el grupo de la EIM respecto a la aceptabilidad del uso de la preposición A:

Como podemos observar, el cuadro de aceptabilidad varía mucho de un grupo a otro. En el G1 se forma una curva creciente de la aceptabilidad, que va del nivel básico al nivel avanzado, un resultado que puede ser considerado ideal en el proceso de aprendizaje de una segunda lengua. Sin embargo, el nivel avanzado presenta no sólo el porcentaje de uso aceptado más alto de todos niveles (35%), sino que también presenta el porcentaje más alto en cuanto al uso no aceptado en la lengua objetivo de la preposición (9%), por lo que se puede decir que si bien es cierto que en la etapa más avanzada del proceso de aprendizaje aumenta el uso aceptado de la preposición A, y que por lo tanto hay un mayor dominio de las estructuras de la L2, se presenta igualmente una aumento del uso no aceptado de la misma. Estos resultados se podrían explicar tomando como punto de partida los fundamentos teóricos de la IL, en los que Selinker (1984) contempla las estrategias de comunicación empleadas por el hablante para comunicarse en la L2 y la hipergeneralización de las reglas de la L2 por parte del aprendiz como procesos cognitivos, que intervienen en el desarrollo del sistema intermedio durante la enseñanza aprendizaje de una segunda lengua. Por lo tanto, se puede pensar que los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad en este grupo podrían ser producto de estos dos procesos cognitivos.
En el G2 el panorama cambia notablemente. Aun cuando no se observa una curva creciente como la obtenida en el otro grupo, los porcentajes de aceptabilidad son bastante altos y están muy equilibrados entre los tres niveles de instrucción. El nivel avanzado en el G2 se presenta con los porcentajes más bajos del grupo, es decir, obtuvo el índice más bajo de uso aceptado de la preposición A en la lengua objetivo (29%), pero obtuvo igualmente el índice más bajo de uso no aceptado de la misma (1%). Estos resultados permiten observar un aumento equilibrado en cuanto al dominio de la preposición, puesto que no sólo se presenta un porcentaje alto del uso aceptado de las estructuras de la L2, sino también un porcentaje bajo de uso no aceptado de las mismas, por lo que el nivel de aceptabilidad es mayor.
En el resto de los niveles en ambos grupos el cuadro de aceptabilidad se presenta bastante similar, con una característica común: los porcentajes obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición se mantienen por encima de los porcentajes obtenidos en el uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo.
Las variaciones observadas en la curva de aceptabilidad de los grupos podrían llevar a algunas conclusiones respecto a la importancia del ambiente en el que se está realizando el proceso de aprendizaje de la L2. En el caso de los estudiantes de italiano en Italia (G1), el dominio de las estructuras analizadas se da en forma creciente, es decir, hay un progreso en cuanto al uso aceptado de la preposición. En el grupo de estudiantes de italiano en Venezuela (G2), no se puede hablar de progreso, visto que la curva de aceptabilidad se presenta en forma decreciente. Sin embargo, la diferencia entre los niveles de instrucción es mínima; por lo tanto, podemos decir que el nivel de aceptabilidad del uso de las preposiciones se mantiene durante el proceso de aprendizaje.
En líneas generales se puede decir que el uso de la preposición A tiene un alto índice de aceptabilidad en la muestra estudiada. A través de los siguientes análisis, se podrá profundizar un poco en el uso de la preposición, dado que los resultados serán presentados según cada una de las categorías de análisis establecidas en el marco metodológico de esta investigación.

1c. Aceptabilidad de la preposición A según el aspecto semántico.
Los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad de la preposición A en el aspecto semántico se encuentran reflejados en el cuadro N° 4 y en su respectivo gráfico, que se presentan a continuación:

En el gráfico 4 se puede observar que la preposición A es usada en forma aceptada especialmente para indicar las categorías semánticas de direccionalidad de meta, como se muestra en el ejemplo (14), la localización en el lugar, ejemplificada igualmente a continuación en la frase (15), y separación o distancia en el espacio, categoría semántica en la que generalmente la preposición forma parte de una locución preposicional, como se muestra en (16):
(14) "Sono tornato a Santiago de Cile"
[Regresé a Santiago de Chile]
(15) "Per tre o quattro giorni siamo stati a Genova"
[Estuvimos en Génova por tres o cuatro días]
(16) "La città sta vicino a Perugia"
[La ciudad está cerca de Perugia]
Sin embargo, se presentaron también algunos ejemplos como (17), en los cuales A indica igualmente separación o distancia en el espacio, pero no forma parte de ninguna locución:
(17) "...I due si guardarono con complicità per una frazione di secondo, ma purtroppo lo sguardo d'acquila di Mama [SIC] Elena, a 20 metri di distanza, colse la scintilla, e quello la disturbò profondamente."
[...Los dos se vieron con complicidad por una fracción de segundo, pero desgraciadamente la vista de águila de Mamá Elena, a 20 metros de distancia, captó el destello de luz , y eso la molestó profundamente.]
Respecto a la direccionalidad de meta, esta categoría ocupa un 67% del total en el G2, mientras que en el G1 ocupa un 32%. La localización en el lugar se ubica en la segunda posición en el G2 con un 23%, mientras que en el G1 es la categoría semántica más usada, y concentra un 44% del total del grupo. La categoría semántica de separación o distancia en el espacio concentra un pequeño porcentaje de las cláusulas obtenidas en la preposición A en el G1.
Ya hemos observado las categorías semánticas en las que se presentan ejemplos cuando la preposición A es usada en forma aceptada en la lengua objetivo. Ahora pasemos a observar las características semánticas de las oraciones en las que el uso de la preposición no es aceptado.
Estos resultados quedan reflejados en el cuadro N° 5 y en su respectivo gráfico que se presentan a continuación:


Como podemos observar, en cuanto al uso no aceptado en la lengua objetivo de la preposición A, los mayores problemas se presentan en la categoría semántica de direccionalidad de meta, como se muestra en el ejemplo (18). La segunda categoría semántica en la que se presentan problemas es la localización en el lugar, como se ilustra en el ejemplo (19):
(18) "Spero [SIC] andare a [SIC] gli Stati Uniti in vacanza"
[Espero ir a Estados Unidos de vacaciones]
(19) "Il concerto si svolge proprio a Sardegna"
[El concierto se realizará exactamente en Cerdeña]
La categoría semántica de direccionalidad de meta presenta un 14% en el G1 y un 9% en el G2 del total de uso no aceptado de la preposición. Estos porcentajes podrían parecer irrelevantes si se observan únicamente dentro del conjunto; sin embargo, si tomamos en cuenta que el porcentaje total de no aceptabilidad en la lengua objetivo en cada uno de los grupos es de un 19% y 10% respectivamente, entonces se puede deducir fácilmente que los estudiantes de italiano L2, en la mayor parte de los casos, presentan problemas en el uso de la preposición A cuando quieren indicar direccionalidad de meta, sobre todo si la meta indicada es un país, una región o un continente, como podemos observar en el ejemplo (18) presentado anteriormente, y en la cláusula (20) que se presenta a continuación:
(20) "I miei genitori non volevano andare a Francia"
[Mis padres no querían ir a Francia]
En la categoría de localización en el lugar, ambos grupos obtuvieron porcentajes bajos de no aceptabilidad (5% el grupo de la UEP y 1% el grupo de la EIM).
Es interesante observar que en la categoría semántica de separación o distancia en el espacio, en la que se presentan ejemplos en el uso aceptado de la preposición A, no se observa ningún ejemplo de uso no aceptado de la misma.
Se podría decir que, los problemas de aceptabilidad del uso de la preposición están relacionados de alguna forma con el aspecto semántico de la misma: las dificultades se presentan, en mayor o menor grado, según el complemento de lugar que el hablante quiere formar con la preposición A en el contexto.

1d. Aceptabilidad de la preposición A según el aspecto morfológico.
Los cuadros que se presentan a continuación reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado y no aceptado de la preposición A, clasificados según las categorías morfológicas establecidas. El Cuadro N° 6 reúne la información referente a las cláusulas en las que el uso de la preposición es aceptado en la lengua objetivo, mientras que el Cuadro N° 7 contiene los datos de las cláusulas no aceptadas. Toda esta información queda ilustrada en los gráficos correspondientes a dichos cuadros.


En cuanto al uso aceptado de la preposición, en el aspecto morfológico podemos observar una prevalencia del uso de la preposición en la forma canónica simple; sin embargo, la frecuencia de uso de la contracción es alta. La forma simple canónica se presenta en un 49% de los casos en el G1 y en un 46% en el G2, mientras que la contracción canónica obtuvo un 40% en el G2 y un 32% en el G1.
Es interesante notar que en algunos casos el estudiante utiliza la preposición adecuada para el contexto, pero no acierta en la elección de la forma de la misma, es decir, usa la forma simple cuando debe usar la contracción (21) o viceversa (22), como se muestra en los ejemplos (21) y (22) que se presentan a continuación:
(21) "In quel palazzo non c'è l'ascensore per arrivare a pianterreno"
[En ese edificio non hay ascensor para llegar a Planta Baja]
(22) "Abbiamo [SIC] dovuto andare alla misa [SIC]"
[Tuvimos que ir a misa]
En el ejemplo (21), la preposición se debía utilizar en contracción con el artículo determinado, es decir, "In quel palazzo non c'è l'ascensore per arrivare al pianterreno" ; mientras que en (22), la forma correspondiente en el contexto era la preposición simple, es decir, "Abbiamo [SIC] dovuto andare a misa [SIC]".
Estos casos se presentan sólo en el G2 y ocupan el 4% del porcentaje total del grupo. Dichos ejemplos, a pesar de los errores de tipo formal que presentan porque no se usa la forma canónica de la preposición, para los efectos de esta investigación son considerados aceptados en la lengua objetivo, debido a que, como se explicó en la metodología del trabajo, el criterio de la aceptabilidad se refiere únicamente a la elección de la preposición adecuada al contexto en el que se usa, sin importar las características morfológicas de la misma.
Los datos reflejados en el Gráfico N° 7 representan el uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo. Las cláusulas que han sido clasificadas en las columnas "SIMPLE NO CANÓNICA" y "CONTRACCIÓN NO CANÓNICA" presentan problemas de aceptabilidad en la lengua objetivo y además no son usadas en la forma canónica que le correspondería con la preposición de acuerdo al contexto.
Esto lo podemos verificar en el ejemplo (18) anteriormente citado (Spero [SIC] andare a [SIC] gli Stati Uniti in vacanza), en el que se usa la preposición en su forma simple, cuando se debería usar la contracción con la preposición correspondiente, que en este caso sería IN, es decir, "negli".Otro ejemplo que podría ilustrar lo antes expuesto es (23):
(23) "Ho fatto un viaggio meraviglioso all'Argentina"
[Hice un viaje maravilloso a Argentina"
La categoría morfológica simple no canónica presentó un 1% del total en el G2, mientras que la contracción no canónica se presentó en un 6% de los casos en el G1 y en un 3% en el G2.
En el análisis morfológico se puede observar que los mayores problemas de aceptabilidad se presentan en la forma simple canónica, por lo que se puede decir que el estudiante tiende a hacer uso alternado de las preposiciones especialmente cuando las mismas se usan sin la contracción con el artículo determinado.
Sin embargo, es importante resaltar que en cuanto al uso no aceptado en la lengua objetivo de la preposición A, la segunda categoría morfológica que presenta problemas es la "CONTRACCIÓN NO CANÓNICA" (aun cuando en el G2 el porcentaje de la forma canónica de la contracción supera ligeramente al porcentaje obtenido en esa categoría morfológica), por lo que no se puede decir que los problemas de aceptabilidad se observan únicamente cuando la preposición es usada en la forma simple.

1e. Aceptabilidad de la preposición A según el aspecto léxico.
Los cuadros y gráficos que se presentan a continuación representan el uso aceptado y no aceptado de la preposición A según las categorías lexicales establecidas en la metodología de esta investigación. Siguiendo el modelo presentado anteriormente, el Cuadro N° 8 y su respectivo gráfico reflejan la clasificación de las cláusulas aceptadas en la lengua objetivo, mientras que el segundo cuadro y su respectivo gráfico reúnen la información acerca de las cláusulas no aceptadas:

De acuerdo con los resultados obtenidos en ambos grupos, prácticamente en el 50% de los casos el uso aceptado de la preposición A responde a un contexto libre, es decir, que el número de contextos en los cuales rige la preposición es menor al número de contextos en los que el uso de la misma responde sólo al aspecto semántico. Son frecuentes ejemplos como los siguientes:
(24) "Tutti i giorni mio padre mi porta all'Università"
[Todos los días mi papá me lleva a la universidad]
(25) "In questi giorni Alex verrà a casa mia"
[En estos días Alex va a venir a mi casa]
En los ejemplos presentados anteriormente, el uso de A está indicando un movimiento hacia un punto en el espacio, y no responde a ningún tipo de régimen lexical.
Existen igualmente contextos de régimen, caracterizados por la presencia de ciertos verbos que exigen el uso de la preposición. Sin embargo, con frecuencia estos contextos de régimen son irrespetados, razón por la que en la mayor parte de las cláusulas que presentaron problemas en cuanto a la aceptabilidad, a pesar de ser contextos de régimen, no se usaba la preposición correspondiente en dicho contexto, como por ejemplo:
(26) "Siamo andati alla pizzeria"
[Fuimos a la pizzería]
(27) "Quando siamo arrivati alla cima della montagna, abbiamo iniziato la discesa"
[Cuando llegamos a la cima de la montaña, comenzamos el descenso]
En el ejemplo (26), la forma correspondiente de la frase sería "Siamo andati in pizzeria". En el ejemplo (27), la oración es aceptada en la lengua objetivo si se presenta "Quando siamo arrivati in cima alla montagna, abbiamo iniziato la discesa".
En ambos casos, hay un contexto de régimen con la preposición IN, determinado por los sustantivos a los que acompaña la preposición, es decir, determinado por "pizzeria" y "cima".


2. Preposición DA
2a. Frecuencia de uso de la preposición DA según los niveles de instrucción.
En el cuadro que se presenta a continuación y en su respectivo gráfico, se ofrecen los resultados obtenidos en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición:


Como podemos observar, en el G1 el nivel básico obtuvo un 11%, la menor frecuencia registrada en toda la muestra en esta preposición; en el nivel intermedio se obtuvo el porcentaje más alto del grupo (17%); el cuadro del G1 se cierra con un leve descenso de la frecuencia de uso en el nivel avanzado, que presenta un 15%.
En el G2 el cuadro de frecuencia de uso de la preposición es completamente diferente al que se presenta en el G1. En este grupo podemos observar que la frecuencia es alta en el nivel básico (20%); baja considerablemente en el nivel intermedio (15%) y luego aumenta en el nivel avanzado (22%).

2b. Aceptabilidad del uso de la preposición DA según los niveles de instrucción.
Siguiendo el mismo modelo presentado anteriormente con la primera preposición analizada, a continuación se ofrece un cuadro que reúne todos los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad. Dichos datos se reflejan posteriormente en los gráficos correspondientes al cuadro:


En el caso de la preposición DA el índice de aceptabilidad de esta preposición en la lengua objetivo es muy alto. Como podemos observar en el cuadro N° 11, prácticamente en un 90% de las cláusulas producidas en ambos grupos la preposición DA es usada correctamente, como en el ejemplo (28):
(28) "L'albergo è a cento metri dalla spiaggia"
[El hotel queda a cien metros de la playa]
El porcentaje más bajo de uso aceptado de la preposición en el grupo de estudiantes de la UEP (Italia) se presenta en el nivel básico, un 18%. Sin embargo, el índice de aceptabilidad aumenta considerablemente en los niveles de instrucción sucesivos, en los que se observa un 39% en el nivel intermedio, y un 36% en el nivel avanzado.
En el grupo de estudiantes de la EIM, el índice más bajo de aceptabilidad se presenta en el nivel intermedio (24%). En el nivel básico se observa un alto porcentaje en cuanto al uso aceptado de la preposición (30%); sin embargo, el mayor porcentaje de aceptabilidad se presenta en el nivel avanzado, un 33%; por lo tanto, podemos hablar de un progreso en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la L2 que se manifiesta en el aumento del uso aceptado de esta preposición.
El índice de uso no aceptado en la lengua objetivo de la preposición DA es bajo: como ya se dijo anteriormente, el promedio de no aceptabilidad entre todos los porcentajes obtenidos en ambos grupos es aproximadamente de un 10%. En el G1 se obtuvo un 7% de uso no aceptado de la preposición, el menor porcentaje de no aceptabilidad de toda la muestra. Este porcentaje se concentra únicamente en el nivel básico de dicho grupo. En los niveles superiores no se presenta ningún caso en el que la preposición no ha sido usada en forma aceptada. Una oración producida en este grupo, que podría ejemplificar el uso no aceptado de la preposición DA, es la cláusula (29) que se presenta a continuación:
(29) "Studio all'Università per Stranieri da Perugia"
[Estudio en la Universidad para Extranjeros de Perugia]
En el G2 los niveles básico y avanzado concentran cada uno un 5% de los casos no aceptados en la lengua objetivo, mientras que el nivel intermedio presenta el porcentaje más bajo del grupo (3%).
De acuerdo con los resultados obtenidos, los mayores problemas de aceptabilidad del uso de la preposición DA se presentan en el nivel básico de ambos grupos, en primer lugar, porque los resultados en cuanto al uso aceptado no son los más altos en ningún grupo de la muestra (en el G1 es el más bajo, mientras que en el G2 ocupa la segunda posición), y en segundo lugar, porque es el único nivel de instrucción que presenta casos de uso no aceptado de la preposición en ambos grupos.
En los gráficos que se presentan a continuación podremos observar por separado el nivel de aceptabilidad del uso de la preposición de cada grupo. De esta forma, se podrá ver más en detalle el resultado obtenido en los niveles de instrucción en cuanto al uso aceptado y no aceptado de la preposición en la lengua objetivo:


En el Gráfico N° 11c podemos observar un progreso en el proceso de aprendizaje de la L2 en el grupo de la UEP, que se manifiesta no sólo en los altos niveles de aceptabilidad que se presentan en los niveles intermedio y avanzado, sino también en los resultados obtenidos en cuanto al uso no aceptado, que en este caso es nulo.
En cuanto al grupo de la EIM, a pesar de que el cuadro de aceptabilidad no se presenta tan positivo como el anterior, se puede decir que los resultados están bien equilibrados, visto que a pesar de la disminución del porcentaje de uso aceptado en los primeros niveles de instrucción, también se presenta una disminución en cuanto al uso no aceptado de la preposición, y en el nivel avanzado, a pesar del aumento del uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo, aumenta igualmente el porcentaje de uso aceptado de la misma, que en este caso es el registro más alto del grupo.

2c. Aceptabilidad de la preposición DA según el aspecto semántico.
El cuadro N° 12 y su respectivo gráfico reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición DA según las categorías semánticas establecidas en la metodología de esta investigación:

Como podemos observar la preposición DA es usada para indicar las categorías semánticas de direccionalidad de origen, direccionalidad de meta, localización en el lugar, separación o distancia en el espacio, y origen.
La direccionalidad de origen es la categoría que presenta la mayor frecuencia de uso en ambos grupos de la muestra. El porcentaje obtenido en el G2 (48%) supera por algunos puntos al porcentaje obtenido en el G1 (43%).
Las cláusulas en las que la preposición DA indica direccionalidad de origen generalmente se rigen por verbos como venire, uscire, scendere y, aunque menos frecuente, tornare, como podemos observar en los siguientes ejemplos:
(30) "Io vengo da Los Rosales"
[Yo vengo de Los Rosales]
(31) "Esco da casa presto tutte le mattine"
[Yo salgo de mi casa temprano todas las mañanas]
Como podemos observar en los ejemplos anteriores, los verbos mencionados tienen como significado común la indicación del punto de origen de un movimiento, es decir, todos expresan el inicio de una desplazamiento en el espacio. Esta carga semántica puede justificar la relación existente entre estos verbos y la preposición DA, cuyo valor principal es el de origen.
La separación o distancia en el espacio es la segunda categoría semántica que presenta un porcentaje notable en cuanto al uso aceptado de la preposición DA. En esta categoría se observa un 25% del total en el G1 y un 29% en el G2. En estos casos, es frecuente encontrar ejemplos en los que son usadas locuciones preposicionales como lontano da (32):
(32) "Paracotos non è lontano da Caracas"
[Paracotos no está muy lejos de Caracas]
La direccionalidad de meta concentra un 4% del total del G1 y un 3% del G2, mientras que localización en el lugar presenta un porcentaje muy alto en el G1 (21%) respecto al resultado obtenido en el G2 (3%). Esta última categoría semántica es la única en la que el resultado obtenido en la UEP es más alto que el obtenido en la EIM.
En la lengua italiana existe una estructura en la que la preposición DA precede a un nombre propio, o en su defecto a un sustantivo que puede representar a una o varias personas. En estos casos, la preposición es usada para indicar las categorías semánticas de localización en el lugar y de direccionalidad, tanto de meta como de origen. Esto se puede ilustrar en oraciones como (33) y (34):
(33) "Una ditta di pulizia veniva da Mario ogni venerdì"
[Una empresa de limpieza iba a casa de Mario todos los viernes]

(34) "Quando arrivò in campagna, prese alloggio dai contadini"
[Cuando llegó al interior, se alojó en casa de los campesinos]
Como podemos observar, en estos ejemplos la preposición DA está indicando, direccionalidad de meta en el primer caso (ejemplo (33)), y localización en el lugar en el ejemplo (34).
En la gramática de Serianni (1991:342), se hace especial énfasis en el uso de esta construcción con la preposición DA:
Degno di nota il fatto che nelle relazioni di moto a luogo e stato in luogo la preposizione da colleghi un verbo quasi unicamente con:
a) nomi propri di persona (e cognomi, soprannomi, ecc.:<vado da Gino>, <dormirò dai Rossi>);
b) nomi che indicano professione, carica, grado (<andare dal capufficio>);
c) pronomi personali (<vengo da te>);
d) nomi di locali, esercizi pubblici, ecc. (<cenare da Rosati>).

La spiegazione, secondo De Felice 1954, sta nel valore di "irradiamento affettivo" posseduto dalla preposizione da quando essa si collega a nomi di persona, pronomi, ecc.; da identificherebbe la "porzione di spazio" che simbólicamente "emana" da un essere inanimato, da un punto di ritrovo, in quanto da esso occupata (con un residuo del valore di "provenienza": una frase come <sono da Mario> si spiegherebbe dunque, nel suo contenuto semantico "profondo", come "mi trovo nel raggio d'azione, nello spazio che emana da Mario")

[Es importante resaltar el hecho de que en las relaciones de movimiento hacia un lugar y de localización en el lugar, la preposición da enlaza el verbo casi únicamente con:
nombres propios de personas (y apellidos, apodos, etc.:<voy a casa de Gino>, <voy a dormir en casa de los Rossi>);
sustantivos que indican profesión, rango, grado (<ir a la oficina del jefe>);
pronombres personales (<voy para tu casa>);
nombres de comercios, locales públicos, etc. (<cenar en el Rosati>)
La explicación, según De Felice 1954, está en el valor de "irradiación afectiva" que posee la preposición da cuando se une a nombres de personas, pronombres, etc.: da identificaría a la "porción de espacio" que simbólicamente "emana" de un ser animado, de un punto de encuentro, ya que dicho espacio es ocupado por éste. (Con un residuo del valor de "proveniencia": una oración como <sono da Mario> se explicaría , entonces, en su contenido semántico "profundo", como " me encuentro en el radio de acción, en el espacio que emana de Mario").]

Además de la existencia de esta estructura con la preposición DA, en italiano se pueden construir oraciones menos complejas, que pueden expresar el mismo contenido de los ejemplos ofrecidos anteriormente (ejemplo (33) y ejemplo (34)). En este caso, podríamos decir "Una ditta di pulizia veniva a casa di Mario ogni venerdì" y "Quando arrivò in campagna prese alloggio a casa dei contadini".
Es posible que el contacto directo con los nativos de la L2, que usan con frecuencia la preposición DA en esta construcciones, haya condicionado los resultados obtenidos en el grupo de estudiantes de la UEP que, como se mencionó anteriormente, presenta una diferencia importante en cuanto al uso aceptado de dicha preposición para indicar localización en el lugar, en relación con los porcentajes que se observan en el grupo de la EIM.
Respecto a la categoría semántica de origen, en el G2 presenta un 5% de uso aceptado de la preposición, mientras que en el G1 no se encontró ningún caso en dicha categoría.
Los resultados obtenidos confirman las definiciones de la preposición DA ofrecidas por Dardano y Trifone (1999: 416) en su gramática, en donde uno de los primeros valores que se le da a esta preposición es el de origen:
...ci soffermeremo brevemente sulla preposizione da. I quattro valori semantici fondamentali individuati per questa preposizione sono i seguenti:
origine
causativo
caraterizzante
vincolativo
Al significato 1 si può ricondurre l'impiego di da per esprimere relazioni di provenienza e di allontanamento, anche figurato (liberarsi dalla schiavitù), nello spazio (scendere dalla montagna) o nel tempo (il direttore è in riunione dalle cinque).

[...nos detendremos brevemente en la preposición da. Los cuatro valores semánticos fundamentales encontrados para esta preposición son los siguientes:
Origen.
Causal.
Caracterizante.
Vinculativo.
En cuanto al significado 1, se puede colocar el uso de da para expresar relaciones de proveniencia o separación, incluso figuradas (liberarse de la esclavitud), en el espacio (bajar de las montañas) o en el tiempo (el director está reunido desde las cinco)].

En cuanto al uso no aceptado de la preposición en el aspecto semántico, a pesar de que el nivel de aceptabilidad de la preposición es muy alto, es importante resaltar que de las cinco categorías semánticas en las que se usa DA en forma aceptada, dos presentan problemas de aceptabilidad: la localización en el lugar y el origen, como se observa en el cuadro que se presenta a continuación y en su respectivo gráfico:

La categoría semántica de localización en el lugar es la que presenta los mayores problemas de aceptabilidad. En el G1 se obtuvo un 7% de uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo en esta categoría , mientras que el en el G2 el porcentaje es un poco más bajo, un 6%.
Como ya se explicó anteriormente, uno de los complementos que se forman con la preposición DA es el de localización en el lugar, es decir, indicar un punto en el espacio. Sin embargo, hay contextos que no admiten el uso de ninguna preposición, debido a que otra palabra dentro de la frase posee la carga semántica necesaria para formar el complemento. Es posible que, por un proceso de generalización de los elementos lingüísticos de la L2, contemplado por Selinker (1984) en el cuadro de los procesos cognitivos que intervienen durante la enseñanza-aprendizaje de una L2, el estudiante produzca oraciones como el ejemplo (35), en el que el sustantivo fuori tiene ya toda la carga semántica para indicar localización en el lugar, pero el estudiante añade la preposición DA tomando en cuenta uno de los valores de dicha preposición:
(35) "Volevo fare un viaggio fuori da Caracas"
[Quería hacer un viaje fuera de Caracas]
En este ejemplo, la forma correspondiente de la oración sería "Volevo fare un viaggio fuori Caracas", es decir, la oración se construye sin la preposición.
Respecto al uso no aceptado de la preposición DA para expresar origen, se registraron pocos casos en el G2, que representan un 6% del total en este grupo.

2d. Aceptabilidad de la preposición DA según el aspecto morfológico.
En el cuadro y el gráfico N° 14 podemos observar los resultados obtenidos en cuanto al análisis morfológico del uso aceptado de la preposición:


De acuerdo con los datos reflejados en el gráfico, la preposición DA es usada en contracción en forma canónica y no canónica, como se presenta en el ejemplo (36), y en la forma simple canónica en las cláusulas aceptadas en la lengua objetivo:
(36) "Scendo dalla metro in [sic] Plaza Venezuela"
[Me bajo del metro en Plaza Venezuela]
El G2 presenta un 51% de uso aceptado de la preposición DA en contracción con el artículo determinado, mientras que el G1 supera el porcentaje obtenido en el otro grupo en la misma categoría morfológica (61%).
En cuanto al uso aceptado de la preposición en la forma simple canónica, en el G1 se observa que un 28% de las cláusulas producidas por dicho grupo se concentran en esta categoría morfológica. En el G2 el porcentaje de uso aceptado de la preposición en la forma simple es mucho mayor al obtenido en el otro grupo, puesto que un 37% del total del G2 presenta la forma simple canónica de la preposición DA.
En las formas no canónicas de la preposición, es decir, en el uso alternado de la forma simple y de la contracción, el grupo de la UEP presenta sólo un 4% de sus oraciones aceptadas en la lengua objetivo en la categoría morfológica denominada "CONTRACCIÓN NO CANÓNICA". En estos casos, la forma de la preposición correspondiente en dichos contextos era la forma simple, y en su lugar fue usada la contracción.
A continuación se presentan los resultados obtenidos en cuanto al uso no aceptado de la preposición:


La información más relevante que se puede extraer de los resultados en cuanto al análisis morfológico del uso no aceptado de la preposición DA en la lengua objetivo es que la mayor parte de los problemas se presentan en el uso de la preposición en su forma simple, canónica y no canónica, y una mínima parte cuando la preposición es usada en contracción con el artículo determinado, como podemos observar en el cuadro N° 15 y en su respectivo gráfico, que representa toda la información contenida en el cuadro.
En el G1 la única categoría morfológica en la que se observan problemas de aceptabilidad es la forma simple canónica, en la que se obtuvo un 7% de uso no aceptado de la preposición; el G2, aunque presenta un porcentaje más bajo, concentra un 6% del total de sus cláusulas en esta categoría, mientras que en las otras categorías, la forma simple no canónica y la contracción canónica, presentan un 3% del total del grupo cada una.
Es importante resaltar que los porcentajes obtenidos en la categoría morfológica "FORMA SIMPLE CANÓNICA" en ambos grupos son resultados relevantes, tomando en cuenta que los niveles de aceptabilidad de esta preposición son muy altos, por lo que se puede decir que esta forma de la preposición es la que causa mayores dificultades a los estudiantes.

2e. Aceptabilidad de la preposición DA según el aspecto lexical.
El cuadro que se ofrece a continuación y su respectivo gráfico reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición DA según las categorías lexicales establecidas:


Como podemos ver en el cuadro N° 16 y en su respectivo gráfico, el uso aceptado de la preposición DA se presenta tanto en contextos libres como en contextos de régimen.
En el G1 un 39% de las cláusulas se presentan en contextos libres, mientras que en el G2 un 27% del total entra en dicha categoría. El uso de la preposición en contextos de régimen concentra el 54% de los casos obtenidos en el G1; en el G2 igualmente más de la mitad de las cláusulas producidas presentan este tipo de contextos, pero el porcentaje en este grupo es mayor que el presentado anteriormente (62%).
Existe un grupo de verbos que son determinantes en cuanto al uso de DA en contextos de régimen, como son venire, scendere y uscire, entre otros (ver ejemplos (30), (31) y (36)). Como se explicó en el análisis semántico del uso de la preposición, el valor significativo de estos verbos está directamente relacionado con la carga semántica de la preposición DA; por esta razón, no nos debe sorprender que dichos verbos estén unidos en contextos de régimen a la preposición. Se podría decir que, en este caso, el régimen permite fortalecer los lazos semánticos existentes entre los verbos mencionados y la preposición DA.
El cuadro y el gráfico que se presentan a continuación ofrecen la información sobre las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo en esta preposición:

Como podemos observar, las mismas categorías lexicales en las que se presentan cláusulas aceptadas se repiten en el uso no aceptado de la preposición. En el G1, todas las cláusulas no aceptadas tienen contextos libres (7%), mientras que en el G2 un 9% se presenta en contextos libres y un 3% en contexto de régimen.
En las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo, no hay ningún ejemplo de no aceptabilidad en contexto de régimen, es decir, no se produjo ninguna oración con DA en la que el contexto pidiera el uso de otra preposición.
Este resultado es muy particular, tomando en cuenta que en la preposición A, y más adelante veremos que en todas las preposiciones con cláusulas no aceptadas, la mayor parte de los ejemplos de no aceptabilidad entran en la tercera categoría del aspecto léxico; es decir, entran en la clasificación de las construcciones en las que se ha colocado una preposición que no corresponde debido a la existencia de un contexto de régimen, de tipo nominal o de tipo verbal, con otra preposición.

3. Preposición DI
3a. Frecuencia de uso de la preposición DI según los niveles de instrucción.
El cuadro N° 18 y su respectivo gráfico muestran los resultados obtenidos en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición DI según los niveles de instrucción en cada grupo:

En el grupo de estudiantes de la UEP se observa una disminución de la frecuencia de uso de la preposición: en los dos primeros niveles de instrucción el porcentaje obtenido es del 19%, mientras que en el nivel avanzado la frecuencia desciende al 15%.
El panorama en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición por niveles de instrucción cambia notablemente en el grupo de estudiantes de la EIM, dado que el aumento progresivo de la frecuencia de uso es muy notable. En el nivel básico obtuvo un 8%, en el nivel intermedio un 15% y en el nivel avanzado un 24% del total general, por lo que, como podemos observar, el aumento no sólo es progresivo, sino también gradual (aproximadamente 7 puntos por cada nivel).
En líneas generales podemos decir que a pesar del equilibrio existente entre la frecuencia total de uso en cada grupo de la muestra, hay una diferencia bien marcada en cuanto a la frecuencia por nivel de instrucción en cada grupo, como bien se puede observar en el gráfico mostrado anteriormente: se podría decir que mientras en el G1 se presenta una curva de frecuencia decreciente, en el G2 la curva de frecuencia es creciente.

3b. Aceptabilidad del uso de la preposición DI según los niveles de instrucción.
El cuadro que se presenta a continuación contiene todos los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad en la preposición DI. Esta información está igualmente ilustrada en los gráficos 19a y 19b:


En los resultados obtenidos con la preposición DI el nivel de aceptabilidad es bajo en ambos grupos de la muestra. El índice más bajo se observa, sin lugar a dudas, en el G2. En el nivel básico no se encontró ningún ejemplo del uso aceptado de dicha preposición. En el nivel intermedio se observa un aumento del índice de aceptabilidad (8%). Este porcentaje se duplica en el nivel avanzado, que presenta el mayor índice de aceptabilidad del grupo (17%).
Aun cuando el nivel de aceptabilidad en el G2 es muy bajo, es importante destacar que con este grupo se puede ilustrar claramente lo que podría ser considerado el desarrollo perfecto del proceso de enseñanza aprendizaje de una L2: al inicio se presentan problemas en el uso de las estructuras de la lengua de llegada, pero dichos problemas van disminuyendo a medida que aumenta la competencia lingüística del estudiante.
En el G1 la situación es diferente. El mayor porcentaje en cuanto a la aceptabilidad se observa en el nivel básico (29%). El uso aceptado de la preposición disminuye en el nivel sucesivo, para colocarse en un 15%. Posteriormente se observa un aumento del uso aceptado de la preposición en el nivel avanzado, que concentra un 21% del total del grupo. Como podemos observar, este porcentaje, a pesar de ser superior al obtenido en el nivel intermedio, no supera el índice de aceptabilidad obtenido en el nivel básico.
En cuanto al uso no aceptado de la preposición, es importante destacar que la preposición DI es la que presenta el índice más alto de no aceptabilidad entre todas las preposiciones estudiadas. Más de un 50% de las cláusulas producidas en esta preposición no son aceptadas en la lengua de llegada.
En el grupo de la UEP, el nivel básico presenta un 7% de cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo. Este porcentaje aumenta en forma considerable en el nivel intermedio, que concentra el 21%, pero posteriormente disminuye en el nivel avanzado, que se ubica en la misma posición del nivel básico con un 7%.
Los mayores problemas se observan en el G1, grupo en el que se presenta un aumento gradual del porcentaje de no aceptabilidad: el nivel básico agrupa un 17% del total; el nivel intermedio presenta un 25%; el nivel avanzado concentra el porcentaje más alto de toda la muestra, un 33%. En la cláusula (37) podemos observar un ejemplo del uso no aceptado de DI que se presenta en algunas ocasiones en ambos grupos de la muestra:
(37) "Nel paradiso sono stato vicino di San Giovanni"
[En el paraíso estuve cerca de San Juan]
De acuerdo con la traducción del ejemplo presentado, se podría decir que el estudiante, en este caso, trató de copiar el modelo de la locución preposicional "cerca de" de su lengua materna. A pesar de que hay una correspondencia casi exacta entre estas locuciones, en italiano se usa la preposición A para formar la locución vicino a; por lo tanto, la forma aceptada de la frase sería "Sono stato vicino a San Giovanni". Este sería un ejemplo muy representativo de los efectos del transfert de las estructuras de la L1 (Selinker,1984) durante el proceso de desarrollo de una interlengua.
Es interesante observar que, salvo contadas excepciones como el ejemplo presentado anteriormente, en las oraciones en las que el uso de DI no es aceptado en la lengua objetivo, la preposición correspondiente en ese contexto es DA, tal como muestran los ejemplos (38) y (39):
(38) "Dopo Tita scese della piccionaia"
[ Después Tita bajó de la pajarera]
(39) "Siamo partiti di Caracas presto"
[Salimos temprano de Caracas]
En el primer ejemplo la forma correspondiente de la preposición sería "dalla", es decir, "Dopo Tita scese dalla piccionaia"; en el segundo ejemplo, la forma correspondiente de la preposición sería DA, es decir, "Siamo partiti da Caracas presto".
En los siguientes gráficos podremos observar el nivel de aceptabilidad de la preposición en cada uno de los grupos:


En el gráfico 19c podemos observar que los mayores problemas de aceptabilidad en el grupo de la UEP los encontramos en el nivel intermedio, en el que el porcentaje de uso aceptado (15%) es superado por varios puntos por el porcentaje de uso no aceptado de la preposición (21%).
El nivel avanzado (21%), aunque no presenta el índice más positivo del grupo, mantiene un porcentaje alto de uso aceptado de la preposición, y el resultado en cuanto al uso no aceptado es dos veces menor (7%).
El mayor nivel de aceptabilidad en este grupo se presenta en el nivel básico, en el que el uso aceptado de la preposición (29%) triplica al porcentaje de uso no aceptado de la preposición (7%).
El cuadro de aceptabilidad en este grupo se presenta en forma decreciente: el nivel de instrucción más bajo es el que tiene los mejores resultados, es decir, es el que tiene mayor uso aceptado y el menor uso no aceptado de la preposición.
El gráfico 19d muestra el cuadro de aceptabilidad del grupo de la EIM. Como podemos observar, el panorama en este grupo de la muestra no se presenta muy favorable, visto que en todos los niveles el porcentaje de uso no aceptado de la preposición supera al porcentaje de uso aceptado de la misma.
Se podría decir que el índice de aceptabilidad es igual en todos los niveles de instrucción en este grupo. A pesar de que los porcentajes varían de un nivel a otro, el aumento de los porcentajes es gradual, es decir, la diferencia entre el uso aceptado y el uso no aceptado de la preposición es muy parecido en todos los niveles.
La aceptabilidad del uso de la preposición DI en este grupo de la muestra no mejora durante el proceso de aprendizaje de la L2. Hay un incremento relacionado directamente con la frecuencia de uso, pero dicho aumento no contribuye a mejorar el uso de la preposición.

3c. Aceptabilidad de la preposición DI según el aspecto semántico.
Los cuadros que se presentan a continuación y sus respectivos gráficos muestran el nivel de aceptabilidad de la preposición DI según el aspecto semántico:

Como podemos observar, el nivel de aceptabilidad de esta preposición es muy bajo respecto a los porcentajes obtenidos en las preposiciones analizadas anteriormente.
En cuanto al uso aceptado de la preposición DI en la lengua objetivo, se observa que es usada para indicar direccionalidad de origen y localización en el lugar. Respecto a la direccionalidad de origen, se presentó un 29% del total de las cláusulas en el G1 y un 25% en el G2 en esta categoría semántica. En los ejemplos en los que se presenta esta preposición para indicar direccionalidad de origen, generalmente se usan verbos que, a pesar de formar contextos de régimen con la preposición DA, admiten el uso de DI con ciertos sustantivos. La cláusula (40), que se presenta a continuación, es un ejemplo del uso de esta preposición en la categoría semántica mencionada:
(40) "Ha deciso di fare qualcosa per scappare di casa"
[Decidió hacer algo para escaparse de su casa]
En este caso, el verbo scappare, al igual que uscire o fuggire, admite el uso de la preposición DI para indicar direccionalidad de origen, cuando el punto de partida está marcado por el sustantivo casa. De esta forma, en italiano podemos decir "Scappare di casa" o "Scappare da casa", e igualmente podemos usar la misma estructura con verbos como fuggire (huir) y uscire (salir).
En la localización en el lugar se presentan casos sólo en el G1, en el que esta categoría semántica ocupa un 36% del total del grupo.
En cuadro que se presenta a continuación y su respectivo gráfico reflejan los resultados obtenidos en las cláusulas en las que el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo:


Respecto a las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo, se presentaron casos en las categorías semánticas de direccionalidad de origen, localización en el lugar y separación o distancia en el espacio.
Ya se había mencionado en el análisis general que los mayores problemas de aceptabilidad en esta preposición se observan cuando la preposición correspondiente en el contexto es DA, lo cual ocurre generalmente si se está indicando direccionalidad de origen. Esta categoría semántica presenta los porcentajes más altos de uso no aceptado de la preposición: 21% en el G1 y 50% en el G2. El ejemplo que se presenta a continuación puede ilustrar los problemas que se presentan en dicha categoría:
(41) "C'erano due pecore appena scese delle montagne"
[Había dos ovejas que acababan de bajar de las montañas]
La forma aceptada de la oración presentada anteriormente como ejemplo sería "C'erano due pecore appena scese dalle montagne". Esta cláusula es sólo una muestra de los casos que se observan en el uso no aceptado de la preposición cuando se está indicando direccionalidad de origen, categoría semántica que concentra el porcentaje más alto de oraciones con problemas de aceptabilidad del uso de la preposición.
La segunda categoría que presenta problemas de aceptabilidad es la localización en el lugar, en la que se obtuvo un 7% en el G1 y un 25% en el G2. Un ejemplo del uso no aceptado de la preposición en esta categoría es (42):
(42) "La vita di Roma era cara, era meglio abitare in campagna"
[La vida en Roma era cara, era mejor vivir en el campo]
La separación o distancia en el espacio es la tercera y última categoría semántica en la que se observan problemas con la preposición DI. En dicha categoría se obtuvo un 7% del total del G1, mientras que en el G2 no se registró ningún caso.
Es indiscutible que hay un proceso de transfert de las estructuras de la L1, que condiciona la aceptabilidad del uso de la preposición DI. En el análisis semántico se puede verificar que los mayores problemas se presentan cuando se está indicando direccionalidad de origen, y se sigue el modelo establecido en la lengua de partida, que en este caso es el español.
Debemos recordar que, en español, la preposición DE es la que se usa generalmente para indicar direccionalidad de origen, a pesar de la existencia de la preposición DESDE, que semánticamente sería la correspondiente directa del DA del italiano, y que debería ser la preposición usada para indicar dicha categoría semántica.
En italiano, esta última preposición corresponde en muchos contextos con el significado de DI, por lo que el proceso de transfert se puede producir con facilidad.

3d. Aceptabilidad de la preposición DI según el aspecto morfológico.
En el aspecto morfológico se observa que hay un predominio en cuanto al uso de la preposición en la forma simple canónica en las cláusulas aceptadas en la lengua objetivo, mientras que las categorías morfológicas de contracción, canónica y no canónica, concentran un pequeño porcentaje del total en ambos grupos, como se puede verificar en el cuadro y el gráfico que se presentan a continuación:


Del total general, sólo un 7% del G1 presenta la preposición en contracción con el artículo determinado, y en el G2, en un 8% de los casos se observa la forma no canónica de la contracción, es decir, corresponde la forma simple canónica, por lo que se puede decir que en la muestra estudiada el uso aceptado de la preposición DI se observa especialmente cuando la misma está en su forma simple, categoría que concentra un 58% del total del G1 y un 17% del G2, como se muestra en el ejemplo (43):
(43) "Esco di casa verso le sette"
[Yo salgo de mi casa como a las siete]
A continuación se presentan los resultados obtenidos en cuanto al uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo, que se presentan en el cuadro N° 23 y posteriormente son ilustrados en el gráfico N° 23:


Como podemos observar, en el uso no aceptado de la preposición se presentan las cuatro categorías morfológicas establecidas, es decir, se usan la forma simple canónica y no canónica, y la contracción canónica y no canónica.
En el G1, un 14% de las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo se presenta en la forma simple canónica, mientras que la forma canónica de la contracción reúne un 21% de los casos.
En el uso no aceptado de la preposición en el G2, un 33% del total presenta la forma simple canónica y un 25% se ubica en la categoría morfológica denominada "CONTRACCIÓN CANÓNICA". En las formas no canónicas de la preposición, se agrupa en cada una un 8% del total de este grupo.
Estos resultados difieren mucho de los datos observados anteriormente en el cuadro N° 22, donde están reflejados los datos obtenidos en cuanto a las cláusulas aceptadas. Se podría decir que en el uso no aceptado en la lengua objetivo de la preposición DI se presentan problemas en todas las categorías morfológicas analizadas; por lo tanto, es factible observar ejemplos como (44), en el que la preposición está en su forma simple, y de igual forma, con frecuencia podemos encontrar ejemplos como (45), en el que la preposición fue usada en contracción con el artículo determinado la:

(44) "Io veramente non volevo scendere di quel veicolo"
[Yo de verdad no me quería bajar de ese carro]
(45) "L'annuncio diceva <Affittasi camera non lontano della mensa>" [El anuncio decía <Se alquila un cuarto cerca del comedor>]
En el primer ejemplo, la forma aceptada en la lengua objetivo sería "Io veramente non volevo scendere da quel veicolo", mientras que en el segundo ejemplo la oración debía presentarse como "L'annuncio diceva <Affitasi camera non lontano dalla mensa>".
Estas dos oraciones nos demuestran que el aspecto morfológico no determina la aceptabilidad del uso de la preposición DI, puesto que, como podemos observar, los problemas se presentan tanto en las formas simples como en las formas contraídas.

3e. Aceptabilidad de la preposición DI según el aspecto lexical.
Los siguientes cuadros y gráficos muestran toda la información referida al análisis lexical de la preposición DI en las cláusulas obtenidas en la muestra:

En el aspecto lexical, los resultados arrojados por la muestra en esta preposición son muy parecidos a los obtenidos en la preposición A: en el uso aceptado de la preposición todas las cláusulas tienen contextos libres. En esta categoría lexical el grupo de la UEP produjo un 65% del total de los casos, mientras que el grupo de la EIM produjo un 25% de los casos.
En las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo se presentan ejemplos en las tres categorías lexicales. Sin embargo, en la mayoría de los casos la oración tenía un contexto de régimen con otra preposición, es decir, no se aplicó el régimen exigido por el contexto.
Esta categoría lexical se presentó, en el G1, en un 28% de los casos, mientras que en el G2, en más de la mitad de los casos presentados (59%). En la categoría lexical de régimen con la preposición DI se observa un 8% en el G2, mientras que la categoría libre presenta un 7% del total del grupo de la UEP y un 8% del total del grupo de la EIM
Uno de los aspectos más importantes del análisis en el aspecto lexical es que el mismo confirma el resultado que se está manejando desde la primera parte del análisis de la preposición DI, porque en casi un 100% de las cláusulas no aceptadas que tienen verbos de régimen con otras preposiciones, la preposición regente es DA.
De esta forma, se puede afirmar que los mayores problemas en el uso de la preposición DI se presentan por la alternancia de dicha preposición con la preposición DA, como se ilustra en los ejemplos (38) ("Dopo Tita scese della piccionaia") y (39) ("Siamo partiti di Caracas presto"), presentados anteriormente.
Siguiendo el planteamiento presentado en la primera parte del análisis de la aceptabilidad de la preposición DI, este fenómeno puede obedecer a muchos factores, entre los cuales se podría citar el transfert lingüístico definido por Selinker (1984) como una de las fases de construcción de la interlengua en el proceso de enseñanza-aprendizaje de una segunda lengua, ya que en la lengua de partida de los estudiantes de la muestra, que en este caso es el español, la preposición DE, correspondiente directa en español de DI, es utilizada en esos contextos.
4. Preposición IN
4a. Frecuencia de uso de la preposición IN según los niveles de instrucción.
A continuación se presenta el Cuadro N° 26 con su respectivo gráfico, en los que se refleja la frecuencia de uso de la preposición IN según los niveles de instrucción en ambos grupos:

El cuadro de frecuencia de uso de la preposición IN varía mucho de un grupo a otro. En el G1 se puede observar que la frecuencia de uso de esta preposición en el nivel básico (14%) es superior a la obtenida en el resto de los niveles. En este caso se dio una disminución de la frecuencia en el nivel intermedio (10%), y un posterior aumento en el nivel avanzado (14%).
El panorama en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición por niveles de instrucción cambia notablemente en el grupo de estudiantes de la EIM, visto que el aumento progresivo de la frecuencia de uso de la preposición es muy notable. El nivel básico obtuvo un 16%, seguido del nivel intermedio, que obtuvo un 20%; el cuadro de frecuencia se cierra en el nivel avanzado, que presenta un 26%.

4b. Aceptabilidad del uso de la preposición IN según los niveles de instrucción.
El cuadro N° 27 reúne toda la información acerca de la aceptabilidad del uso de la preposición IN. El gráfico 27a refleja el uso aceptado de la preposición IN en la lengua objetivo, mientras que el gráfico 27b ilustra el uso no aceptado de la misma:


Como podemos observar en el gráfico 27a, el porcentaje de uso aceptado de la preposición en general es muy alto. En el grupo de la UEP, que presenta los porcentajes más altos de toda la muestra, se podría hablar de una cierta estabilidad en el uso aceptado de la preposición a lo largo del proceso de aprendizaje: en el nivel básico el uso aceptado de la preposición se ubica en un 31%; en el nivel intermedio el porcentaje disminuye y llega al 24%; posteriormente en el nivel avanzado se produce un nuevo aumento y el índice de uso aceptado de la preposición se coloca nuevamente en 31%.
En cuanto al uso aceptado de la preposición en el grupo de estudiantes de la Escuela de Idiomas Modernos, se presenta una curva de crecimiento, en la que se pasa de un 16% en el nivel básico a un 22% en el nivel intermedio, para concluir en un 31% en el nivel avanzado.
Se podría decir que al inicio del proceso de aprendizaje del italiano L2, el estudiante tiene ciertas limitaciones para usar la preposición en forma aceptada en la lengua objetivo; posteriormente, cuando logra tener dominio de la lengua de llegada, puede perfectamente producir oraciones como (46), porque conoce las reglas de la lengua objetivo y sabe que la preposición IN es aceptada en contextos como el que se presenta a continuación:
(46) "Mio marito ed io siamo andati in Italia due anni fa"
[Mi esposo y yo fuimos a Italia hace dos años]
En cuanto al uso no aceptado de la preposición IN, reflejado en el gráfico 27b, podemos decir que en el G1 sólo una mínima parte de las cláusulas producidas con esta preposición presentaron problemas de aceptabilidad. En este grupo, el nivel básico presenta el porcentaje más alto de uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo (6%); este porcentaje disminuye en el nivel intermedio (3%), pero luego presenta un leve aumento en el nivel avanzado (5%), aun cuando no supera el porcentaje alcanzado en el nivel básico.
En el G2, el porcentaje más bajo de uso no aceptado de la preposición se observa en el nivel básico (9%). Los niveles sucesivos presentan el mismo índice de no aceptabilidad, un 11% en cada nivel, que es el más alto de toda la muestra. En este grupo se encontraron ejemplos como (47), en el que el uso de la preposición IN no es aceptado en la lengua objetivo:
(47) "Abito in Guarenas"
[Vivo en Guarenas]
Observemos ahora en los siguientes gráficos cómo se presenta el cuadro de aceptabilidad del uso de la preposición por nivel de instrucción en cada grupo de la muestra:


En el G1 se observa un balance muy positivo en cuanto a la aceptabilidad del uso de la preposición IN en cada uno de los niveles de instrucción. En todos se mantiene un alto porcentaje de uso aceptado de la preposición en la lengua objetivo y un bajo porcentaje de uso no aceptado de la misma. Incluso en el nivel intermedio, en el que se observa el porcentaje más bajo de uso aceptado de la preposición IN, también se presenta el porcentaje más bajo en el uso no aceptado de dicha preposición; por lo tanto, el índice de aceptabilidad del uso de la preposición IN es similar al obtenido en los otros niveles.
En el G2, a pesar de que los porcentajes de uso no aceptado de la preposición son muy altos respecto a los obtenidos en el G1, se puede decir que el cuadro de aceptabilidad por nivel de instrucción es positivo, porque en todos los niveles se verifica el predominio del uso aceptado de la preposición en la lengua objetivo por encima del uso no aceptado de la misma.
Los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad del uso de la preposición IN son muy positivos en toda la muestra. Se podría decir que el uso aceptado de esta preposición muestra una imagen de lo que podría ser el desarrollo ideal del proceso de aprendizaje de una L2, es decir, un aumento gradual del dominio de las estructuras de la lengua de llegada.
El único aspecto negativo que se puede observar en el cuadro de aceptabilidad de esta preposición es el porcentaje obtenido en cuanto al uso no aceptado, que aumenta en los niveles de instrucción superiores. Sin embargo, son cifras relativamente bajas respecto a los porcentajes de uso aceptado; por lo tanto, podemos concluir que el nivel de aceptabilidad del uso de la preposición IN es alto en toda la muestra estudiada.

4c. Aceptabilidad de la preposición IN según el aspecto semántico.
El cuadro y el gráfico que se presentan a continuación reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición IN según el aspecto semántico:


De acuerdo con los resultados obtenidos, la preposición IN es usada para indicar direccionalidad de meta, localización en el lugar, tránsito por el lugar y medio.
En el cuadro N° 28 y en su respectivo gráfico podemos observar que, de las cláusulas aceptadas en la lengua objetivo, prácticamente la mitad del total analizado (66% en el grupo de la UEP y 49% en el grupo de la EIM) indica localización en el lugar.
La categoría semántica de direccionalidad de meta obtuvo un 15% en el G1 y un 16% en el G2. Esta categoría se presenta especialmente cuando el punto de llegada es un país, una región o un continente, como se muestra en el ejemplo (48):
(48) "Siamo tornati in Venezuela dopo alcuni mesi"
[Regresamos a Venezuela después de algunos meses]
La tercera categoría semántica usada es la de medio. Es importante destacar que la preposición IN es la única, dentro del grupo de preposiciones primarias analizadas, en la que se presentan ejemplos en esta categoría semántica, que agrupa un 2% del total del G1 y un 4% del G2, con oraciones como la que se cita a continuación:
(49) "Siamo partiti in treno"
[Partimos en tren]
La cuarta categoría semántica que concentra cláusulas en las que el uso de la preposición es aceptado en la lengua objetivo es la de tránsito por el lugar, que agrupa un 3% del total del G1. En el G2, no se registra ningún caso en esta categoría semántica.
El uso no aceptado de la preposición queda reflejado en el siguiente cuadro y en su respectivo gráfico:

En cuanto al análisis de las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo, se presentan ejemplos en las categorías semánticas de direccionalidad de meta y en la categoría de medio. Sin embargo, los mayores problemas se observan igualmente en la categoría semántica de localización en el lugar, como podemos observar en el gráfico N° 29.
En el grupo de estudiantes de la UEP, un 12% de las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo se ubica en esta categoría semántica. Sin embargo, el porcentaje más significativo lo tienen los estudiantes de la Escuela de Idiomas Modernos de la U.C.V. (29%), quienes con frecuencia utilizaron la preposición IN en lugar de A para señalar espacios dentro de una ciudad, tal como podemos observar en los siguientes ejemplos:
(50) "Abito in Macaracuay" (A)
[Vivo en Macaracuay]
(51) "Prendo la metro in Palo Verde" (A)
[Agarro el metro en Palo Verde]
En cuanto a la categoría semántica de direccionalidad de meta, que se observa en un 2% de los casos presentados en el G1 y en un 2% de los casos en el G2, es probable que se produzca un proceso de hipergeneralización de las reglas de la L2, que está contemplado por Selinker (1984) entre los fundamentos teóricos de la IL como uno de los procesos cognitivos que pueden desarrollarse durante la evolución de una interlengua: digamos que no se toma en cuenta el resto de las preposiciones que pueden indicar meta, y se amplía también a ciudades la regla que señala el uso de IN cuando el punto de llegada es un país, como nos muestra el ejemplo (52):
(52) "Siamo andati in Miami" (A)
[Fuimos a Miami]
En este caso, la preposición correspondiente en el contexto sería A, es decir, "Siamo andati a Miami".
En la categoría semántica de medio se presenta un mínimo porcentaje de uso no aceptado de la preposición en el G2 (1%).

4d. Aceptabilidad de la preposición IN según el aspecto morfológico.
El cuadro N° 30 y su respectivo gráfico nos presentan toda la información acerca de la clasificación morfológica de las cláusulas aceptadas en la lengua objetivo:

Como podemos observar en el gráfico 30, la preposición IN es usada en forma aceptada en la lengua objetivo en las cuatro categorías morfológicas establecidas, es decir, en contracción con el artículo determinado (forma canónica y no canónica), y en la forma simple ( canónica y no canónica).
En esta preposición se observa un predominio del uso de la forma simple canónica, categoría morfológica que concentra un 50% del total de las cláusulas del grupo de la UEP, y un porcentaje un poco menor en el grupo de la EIM (38%). Esta categoría se puede ilustrar con ejemplos como (53):
(53) "Ogni mattina mi alzo e vado in bagno"
[Todas las mañanas me levanto y voy al baño]
La forma canónica de la contracción tiene igualmente una frecuencia de uso importante, ya que presenta un 29% en el G1 y 23% en el G2. Además de estos porcentajes obtenidos en la forma canónica, se observaron cláusulas en las que se usa la forma no canónica de la contracción (7% en cada grupo), es decir, se usa la contracción cuando la preposición debe aparecer en la forma simple canónica, tal como se observa en el ejemplo (54):
(54) "Nella Norvegia ci sono anche altre due amiche"
[En Noruega también están dos amigas más]
El uso de la forma simple no canónica, es decir, el uso de la forma simple en un contexto en el que corresponde el uso de la contracción, se presentó en un mínimo porcentaje en el G2 (1%).


Respecto al análisis de las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo, cuyos resultados están registrados en el cuadro N° 31 y en su respectivo gráfico, podemos decir que se presenta igualmente el uso de la preposición en las cuatro categorías morfológicas establecidas.
La forma canónica de la contracción ocupa el porcentaje más alto en esta parte de los resultados, aun cuando la diferencia entre los porcentajes obtenidos en la forma simple canónica y la contracción es mínima en ambos grupos.
En el G1, el uso de la preposición en contracción con el artículo determinado ocupa un 6% del total, mientras que en el G2 el porcentaje es de un 15%. Esta categoría morfológica se puede ejemplificar a continuación con la siguiente frase:
(55) "Sono nell'università fino alle tre"
[Estoy en la universidad hasta las tres]
En este caso, la preposición del contexto es A, y la forma correspondiente de la frase sería "Sono all'università fino alle tre".
En cuanto a la forma simple canónica de la preposición, esta categoría morfológica concentra un 3% del total del grupo de la UEP y un 14% del total del grupo de la EIM.
En las formas no canónicas se obtuvo un 4% en el G1 y un 1% en el G2 en la forma simple, y un 1% sólo en el G2 en la contracción.

4e. Aceptabilidad de la preposición IN según el aspecto lexical.
Los cuadros y gráficos que se presentan a continuación contienen todos los resultados obtenidos en cuanto a la clasificación lexical de la preposición IN. El cuadro N° 32 y su gráfico reflejan la información referida a las cláusulas en las que la preposición fue usada en forma aceptada. El cuadro N° 33 y su respectivo gráfico muestran la información referida a las cláusulas en las que el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo.

En cuanto al uso aceptado de la preposición, se presentan tanto contextos libres como contextos de régimen.
En relación con los contextos libres, en el G1 se observa un 51% del total de las cláusulas en las que el uso de la preposición era aceptada en la lengua objetivo en contextos libres, mientras que en el G2 un 34% se agrupa en esta categoría lexical. El ejemplo (56) que se presenta a continuación puede ilustrar los contextos libres en los que es usada la preposición IN:
(56) "Loro metteranno i pomodori nell'orto"
[Ellos van a poner los tomates en el huerto]
Respecto al uso de contextos de régimen, como se muestra en el ejemplo (57), en el G1 un 35% se presenta en contextos de régimen, mientras que en el G2 este tipo de contextos se presenta en un 35% de los casos.
(57) "Tutti i giorni vado in farmacia"
[Todos los días voy a la farmacia]
Es interesante observar que la mayor parte de las cláusulas en las que IN es usada en un contexto de régimen, la preposición se presenta en su forma simple, y esta característica de las frases se repite incluso en aquellas que no son aceptadas en la lengua objetivo, como podemos observar en el ejemplo (58):
(58) "Non volevo ritornare in Caracas" (A)
[No quería regresar a Caracas]
Respecto al uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo, algunas cláusulas presentan contextos libres y otras tienen contextos de régimen.
En el grupo de la UEP un 8% de los casos presenta un contexto libre, mientras que en un 6% de los casos no se utilizó la preposición regente en el contexto.
En el grupo de la EIM los porcentajes son más altos; sin embargo, el panorama en el análisis lexical es el mismo, es decir, el porcentaje de uso de la preposición en contextos libres (21%) supera al porcentaje que ocupan los casos en los que no se utilizó la preposición de régimen de un contexto determinado (10%).
Una característica importante de las oraciones en las que el uso de IN no es aceptado en la lengua objetivo debido a la existencia de un contexto de régimen con otra preposición, es que, según los resultados obtenidos, en un 100% de los casos la preposición que regía en dichos contextos era A, como se ejemplifica en (59). Esto ocurre generalmente cuando la preposición está indicando la categoría semántica de direccionalidad de meta, por lo que se puede decir que la alternancia con una única preposición como es el caso de DI por DA se repite, esta vez entre las preposiciones A e IN, con la particularidad de que el fenómeno de alternancia entre estas dos preposiciones es bidireccional, tomando en cuenta que los resultados que arrojaron las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo de la preposición A presentaron prácticamente las mismas características (véanse ejemplos (26) y (27)).
(59) "Andrò in cinema con la mia mamma"
[Voy a ir al cine con mi mamá]
En el ejemplo (59), la forma correspondiente de la oración sería "Andrò al cinema con la mia mamma".
5. Preposición PER
5a. Frecuencia de uso de la preposición PER según los niveles de instrucción.
En el cuadro N° 34 y su respectivo gráfico podremos observar la frecuencia de uso de la preposición PER en cada uno de los niveles de instrucción:


En el grupo de la UEP hay un aumento progresivo de la frecuencia de uso de la preposición: en el nivel básico, la frecuencia es nula, es decir, no se presenta ninguna cláusula con dicha preposición en este nivel; en el nivel intermedio se concentra un 7% del total de la muestra y en el nivel avanzado se agrupa un 9% de las cláusulas producidas con esta preposición.
Los resultados obtenidos en cuanto a la frecuencia de uso de la preposición por niveles cambia notablemente en el grupo de la EIM, en el que se presenta una disminución progresiva y gradual del uso de la preposición. En el nivel básico se concentra el mayor porcentaje del total general de PER: un 33% de las cláusulas con esta preposición fue producido por los estudiantes del nivel básico del G2. En el nivel intermedio se produjo un 29% del total, mientras que en el nivel avanzado se agrupa un 22% de la frecuencia total.
Como podemos observar, la curva de frecuencia de uso de la preposición PER cambia de un grupo a otro: en el G1 la frecuencia aumenta a lo largo del proceso de aprendizaje, mientras que en el G2 el proceso se da a la inversa, es decir, la frecuencia de uso de la preposición disminuye durante el proceso de aprendizaje.
De acuerdo con los resultados obtenidos, podríamos decir que el lugar de instrucción en la L2 puede condicionar, en cierta forma, la frecuencia de uso de la preposición, visto que hay una línea bien diferenciada entre los grupos en los resultados obtenidos respecto a la frecuencia.
5b. Aceptabilidad del uso de la preposición PER según los niveles de instrucción.
A continuación se presenta el cuadro N° 35, que reúne toda la información referida a la aceptabilidad de la preposición PER:


En el gráfico 35a se observa que en el nivel básico del grupo de la UEP la aceptabilidad es nula, es decir, no hay ningún caso de uso aceptado de esta preposición en dicho nivel; posteriormente, el porcentaje aumenta en el nivel intermedio (42%) para volver a disminuir en el nivel avanzado (29%).
En el grupo de la EIM el nivel básico concentra el 32% de uso aceptado de la preposición, el mayor porcentaje de aceptabilidad de toda la muestra; este porcentaje de aceptabilidad disminuye considerablemente en el nivel intermedio (18%), y posteriormente, presenta un aumento en el nivel avanzado (24%).
El uso aceptado de PER se repite especialmente en contextos en los que se usan verbos como passare y partire , como ilustra el ejemplo (60):
(60) "Quando andavamo a Valencia siamo passati per Maracay"
[Cuando íbamos para Valencia pasamos por Maracay]
En cuanto al uso no aceptado de la preposición, reflejado en el gráfico 35b, en el grupo de la EIM podemos observar que en todos los niveles de instrucción se presentan ejemplos de oraciones con problemas de aceptabilidad. En el nivel básico observamos que se concentra el 9% del total; este porcentaje se duplica en el nivel intermedio, en el que se agrupa el 16% de cláusulas no aceptadas. En el nivel avanzado el uso no aceptado de la preposición disminuye notablemente, para ubicarse en la posición más baja de todos los niveles en esta preposición, un 3%.
El uso no aceptado de la preposición PER en el grupo de la UEP presenta dos características importantes. En primer lugar, los problemas de aceptabilidad se observan sólo en el nivel avanzado, en el que, en teoría, se debería tener un mayor dominio de las estructuras de la L2, si se toma en cuenta que es el nivel de instrucción más alto. En segundo lugar, el porcentaje de uso no aceptado de la preposición es del 29%, es decir, es casi una tercera parte del total de la muestra en dicho grupo. Tomando en cuenta estos dos factores, se puede decir que el índice de uso no aceptado de la preposición se presenta más favorable en el G2 que en el G1.
El ejemplo (61) es una muestra de los casos más frecuentes del uso no aceptado de la preposición PER:
(61) "Dopo la lezione me ne vado per l'università"
[Después de la clase me voy para la universidad]
Observemos ahora la aceptabilidad del uso de la preposición PER por nivel de instrucción en cada grupo:


En el grupo de la UEP, el nivel intermedio presenta el mejor cuadro de aceptabilidad del grupo. En este nivel se observa un alto porcentaje de uso aceptado de la preposición (el más alto del grupo), y no se presenta ningún caso de uso no aceptado de la misma. En el nivel avanzado, el porcentaje de uso aceptado de la preposición está al mismo nivel que el porcentaje de uso no aceptado; por lo tanto, el balance en este nivel no es positivo.
En el grupo de la EIM la aceptabilidad es alta en todos los niveles. En el nivel básico y en el nivel avanzado el porcentaje de uso aceptado de la preposición es muy superior al porcentaje de uso no aceptado, por lo que el índice de aceptabilidad es alto. Sin embargo, en el nivel intermedio se presenta un cuadro menos favorable, visto que la diferencia entre los porcentajes de uso aceptado y de uso no aceptado de la preposición es muy baja.

5c. Aceptabilidad de la preposición PER según el aspecto semántico.
Los cuadros y gráficos que se presentan a continuación reflejan los resultados obtenidos en cuanto al análisis semántico del uso de la preposición:

La preposición PER es usada en forma aceptada en la lengua objetivo para indicar direccionalidad de meta, localización en el lugar y tránsito por el lugar.
Como podemos observar, la categoría semántica en la que se observa el mayor uso aceptado de la preposición es la de tránsito por el lugar (72% en el G1 y 47% en el G2), como se presenta en el ejemplo (62):
(62) "Passiamo sempre per l'Avenida Andrés Bello"
[Siempre pasamos por la Avenida Andrés Bello]
La segunda categoría semántica en la que es usada la preposición PER en forma aceptada en la lengua objetivo es la direccionalidad de meta, que concentra el 16% del total del G2.
El uso aceptado de la preposición PER para expresar esta categoría semántica generalmente se presenta sólo con el verbo partire, es decir, partire per, como se ilustra en la cláusula (63) que se presenta a continuación:
(63) "Siamo partiti prima per Puerto La Cruz"
[Salimos antes para Puerto La Cruz]
La localización en el lugar presenta un 11% del total de las cláusulas del G2, grupo en el que se produjeron oraciones como (64):
(64) "Le scarpe sono tutte buttate per terra"
[Los zapatos están todos tirados por el piso]

En cuanto al uso no aceptado de la preposición, se repiten las mismas categorías semánticas que se presentaron en el uso aceptado de la misma, es decir, direccionalidad de meta, localización en el lugar y tránsito por el lugar.
De acuerdo con estos resultados, los problemas de aceptabilidad del uso de la preposición PER no dependen directamente del aspecto semántico, visto que es usada en forma aceptada y no aceptada para indicar las mismas categorías semánticas. La única diferencia que se presenta está relacionada con los porcentajes obtenidos en cada categoría.
En las cláusulas en las que la preposición no es usada en forma aceptada en la lengua objetivo, la categoría semántica en la que se observan los mayores problemas en el G2 es la direccionalidad de meta (18%). Una de las razones que podrían justificar el porcentaje obtenido en esta categoría es que la preposición PER puede indicar direccionalidad de meta sólo si el verbo principal de la oración es partire, como se puede observar en el ejemplo (63) presentado anteriormente. Por lo tanto, en casos como las cláusulas (65) y (66) que se presentan a continuación, en las que el verbo principal es andare, el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo:
(65) "Due anni fa sono andata per Margarita" (A)
[Hace dos años fui para Margarita]
(66) "Siamo andati per Barinas, per San Cristóbal e per Merida " (A)
[Fuimos para Barinas, para San Cristóbal y para Mérida]
El uso de la preposición PER con el verbo andare para indicar direccionalidad de meta copia el modelo de la lengua de partida de los estudiantes de la muestra, que en este caso es el español. En dicha lengua el verbo ir, cuya traducción más aproximada en italiano sería andare, se puede usar con la preposición PARA (traducida como PER en muchos contextos del italiano) cuando se quiere expresar direccionalidad de meta.
Tomando en cuenta la semejanza existente con la forma de la L1, se podría hablar de un proceso de transfert de estructuras de la lengua de partida, específicamente en el uso de esta preposición para indicar la categoría semántica antes mencionada.
Las categorías semánticas de localización en el lugar y de tránsito por el lugar presentaron un porcentaje importante en el G1 (14% cada categoría), mientras que en el G2 presentaron un 5% y un 3%, respectivamente.

5d. Aceptabilidad de la preposición PER según el aspecto morfológico.
A continuación se presentan los resultados obtenidos en cuanto al análisis morfológico del uso de la preposición PER. El cuadro N° 38 y su respectivo gráfico ofrecen la información referida al uso aceptado de la preposición; el uso no aceptado de la preposición se encuentra reflejado en el cuadro N° 39 y en su respectivo gráfico:


En cuanto al aspecto morfológico, es importante recordar que PER forma parte del grupo de las preposiciones primarias del italiano que no se contraen con el artículo determinado. Por esta razón, no se encontraron casos de contracción canónica en el uso aceptado de la preposición. Esta preposición apareció en forma aceptada en la lengua objetivo en su forma simple canónica en un 71% del G1 y en un 74% del G2.
En relación con el uso no aceptado de la preposición, un 14% del total del G1 y un 26% del G2 se presentan en la forma simple canónica.
A pesar de la característica particular de la preposición PER, que no usa la contracción, en los resultados obtenidos se observó un caso en el que aparece la contracción de la preposición con un artículo determinado:
(67) "Loro passeggiavano insieme pel giardino"
[Ellos paseaban juntos por el jardín]
Esta forma de la preposición no se puede considerar del todo errada si se toma en cuenta que esa estructura formó parte del italiano hasta la primera mitad del siglo XX. La contracción del artículo determinado con las preposiciones CON y PER era usada anteriormente, y aún hoy muchos nativos, sobre todo los ancianos, usan estas preposiciones en contracción, especialmente CON, aunque no se pueden contraer con todos los artículos. Por lo tanto, si se analiza profundamente, se podría hablar de un arcaísmo8 más que de un error formal. Sin embargo, es importante aclarar que, actualmente, las gramáticas de la lengua italiana no contemplan el uso de la contracción de la preposición PER con ningún artículo.

5e. Aceptabilidad de la preposición PER según el aspecto lexical.
La aceptabilidad del uso de la preposición según las categorías lexicales establecidas es presentada en los cuadros 40 y 41 y en sus respectivos gráficos:


En cuanto al análisis lexical del uso de la preposición PER, en el cuadro N° 40 podemos observar que el uso de esta preposición es aceptado en la lengua objetivo en contextos libres y en contextos de régimen. Sin embargo, existe una prevalencia del uso de contextos de régimen, (72% en el G1 y 61% en el G2) generalmente precedidos por verbos como partire, passare y girare (68).
(68) "Ho trovato delle foto che ho fatto quando giravo per l'Italia"
[Encontré algunas fotos que tomé cuando viajaba por Italia]
Los verbos passare y girare, que acompañan con mucha frecuencia a la preposición PER, refuerzan el valor de movimiento, de tránsito de esta preposición.
En el G2 un 14% de las cláusulas obtenidas en el uso aceptado de la preposición presentaba un contexto libre, mientras que en el G1 no se observa ningún ejemplo de uso aceptado de la preposición con este tipo de contextos.
En cuanto al uso no aceptado de la preposición, la mayor parte de los casos en los que se observan problemas de aceptabilidad presentan un contexto libre, y un pequeño porcentaje en el G1 presenta un contexto en el que no se usó la preposición de régimen.
En el grupo de la UEP estas dos categorías lexicales obtuvieron un 14% cada una. En el grupo de la EIM, sólo se presentaron cláusulas en contextos libres, categoría lexical que agrupa el 26% del total del G2.


6. Preposición SU
6a. Frecuencia de uso de la preposición SU según los niveles de instrucción.
El cuadro 42 y el gráfico 58 presentan la frecuencia de uso de la preposición SU en cada nivel de instrucción de los grupos de la muestra:

En el grupo de la UEP se observa un aumento progresivo de la frecuencia de uso de la preposición. El nivel básico presenta la frecuencia menor de todo el grupo (6%), seguido del nivel intermedio, en el que se duplica el porcentaje obtenido (16%). En el nivel avanzado se concentran más de la mitad de las cláusulas producidas con esta preposición (53%).
Un cuadro de frecuencia similar se observa en el grupo de estudiantes de la EIM, que mantiene un índice de frecuencia idéntica en los dos primeros niveles de instrucción (3% cada nivel), y posteriormente presenta un considerable aumento de la frecuencia de uso en el nivel avanzado, en el que se ubica en un 19%.

6b. Aceptabilidad del uso de la preposición SU según los niveles de instrucción.
El cuadro 43 reúne toda la información referida a la aceptabilidad del uso de la preposición SU. Posteriormente esta información se refleja en los gráficos 43a y 43b, que muestran respectivamente el uso aceptado y el uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo según los niveles de instrucción.


Como podemos observar en el gráfico 43a, hay un alto porcentaje de uso aceptado de la preposición, en casi todos los niveles de instrucción en ambos grupos. Es interesante destacar que, en el uso aceptado de esta preposición se observa un progreso casi perfecto en cuanto al dominio de la preposición en ambos grupos, desde el nivel básico hasta el nivel avanzado del proceso de aprendizaje. Esta tendencia al aumento de la aceptabilidad se ilustra de forma mucho más clara en el G1, en el que el nivel básico presenta un 8%, el nivel intermedio un 17% y el nivel avanzado un 58%, un aumento importantísimo en el que se ve triplicado el porcentaje de aceptabilidad que se presenta en los primeros niveles.
En el G2 también se observa un progreso, a pesar de que no está tan bien delineado como el presentado anteriormente: en el nivel básico y en el nivel intermedio la aceptabilidad es nula, mientras que en el nivel avanzado se presenta una aceptabilidad de un 64%.
De acuerdo con los resultados obtenidos, el proceso de asimilación de la preposición SU es lento en relación con el resto de las preposiciones analizadas. En los primeros niveles de instrucción, la aceptabilidad del uso de dicha preposición es muy baja, pero el aprendizaje se cristaliza en el nivel avanzado, que presenta un porcentaje muy alto de uso aceptado de esta preposición.
El objetivo principal que se plantean, tanto docentes como estudiantes, al inicio del proceso de enseñanza-aprendizaje de una L2 es el perfeccionamiento de la IL de cada individuo. Por lo tanto, se puede decir que en esta preposición el objetivo principal se ha logrado, puesto que el desarrollo de la interlengua ha sido satisfactorio en ambos grupos de la muestra.
Respecto al uso no aceptado de la preposición, en el G1, el nivel intermedio presenta un 4% de uso no aceptado de la preposición, mientras que el nivel avanzado presenta un 13% del total en forma no aceptada en la lengua objetivo. Se observa una constante en el índice de no aceptabilidad de la preposición en el G2, en el que todos los niveles de instrucción presentan el mismo porcentaje de uso no aceptado de la preposición (12%).
Observemos ahora en los siguientes gráficos la aceptabilidad del uso de la preposición SU en cada uno de los niveles de instrucción por grupo:


Como podemos observar en el gráfico 43c, en el grupo de la UEP el cuadro de aceptabilidad se presenta muy similar en todos los niveles, es decir, en todos los niveles hay un predominio del uso aceptado de la preposición por encima del uso no aceptado de la misma: el aumento progresivo que se observaba a lo largo del proceso de aprendizaje en cuanto al uso aceptado de la preposición en este grupo se repite en cuanto al uso no aceptado.
En el grupo de la EIM, cuyos resultados están reflejados en el gráfico 43d, el panorama se presenta menos favorable, dado que en los dos primeros niveles el porcentaje de uso no aceptado de la preposición en la lengua objetivo es superior al porcentaje de uso aceptado, que en este caso es nulo. Sin embargo, a pesar del cuadro desfavorable observado en los niveles anteriores, en el nivel avanzado el panorama cambia notablemente, ya que no sólo se obtuvo el mayor porcentaje de uso aceptado de la preposición de toda la muestra, sino que también se mantiene el mismo porcentaje de uso no aceptado, por lo que se puede decir que en el nivel de instrucción más alto del G2 la aceptabilidad del uso de la preposición mejora notablemente.

6c. Aceptabilidad de la preposición SU según el aspecto semántico.
A continuación se presenta el análisis semántico del uso de la preposición. El primer cuadro y su respectivo gráfico reúnen los datos referidos al uso aceptado de la preposición, mientras que el segundo cuadro contiene la información sobre las cláusulas en las que el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo:

En los cuadros y gráficos presentados anteriormente podemos observar que la preposición SU es usada con muchísima frecuencia para indicar localización en el lugar, como se ejemplifica en la cláusula (69), y también para indicar direccionalidad de meta, como se muestra en el ejemplo (70).
(69) "Il capitano capì che non era sulla nave"
[El capitán entendió que no estaba en el barco"
(70) "Il fine settimana scorso sono salito sull'Avila"
[El fin de semana pasado subí a El Ávila]
En el G1 la localización en el lugar agrupa un 80% del uso aceptado de la preposición. Por otra parte el G2, aunque con una frecuencia menor, presenta un 50% de cláusulas en las que se usa la preposición en forma aceptada en esta categoría semántica.
La categoría semántica de direccionalidad de meta presenta un 4% de uso aceptado de la preposición en el G1 y un 14% en el G2.
Los mayores problemas de aceptabilidad se presentaron en la localización en el lugar. Sin embargo, también se presentaron algunos casos en la categoría semántica de direccionalidad de meta. En el G1, la localización en el lugar concentra un 13% del total del grupo; en el G2, un 25% de las cláusulas no aceptadas en la lengua objetivo se agrupan en esta categoría semántica. En la direccionalidad de meta se presentaron los mismos resultados obtenidos en el uso aceptado de la preposición, es decir, un 4% en el G1 y un 13% en el G2.
De acuerdo con los resultados obtenidos, en líneas generales se puede decir que la mayor parte de las cláusulas producidas en la preposición SU expresan localización en el lugar, categoría semántica que obtuvo los porcentajes más altos en el uso aceptado y en el uso no aceptado de la preposición. Podemos decir igualmente, que el aspecto semántico de la preposición no parece incidir en la aceptabilidad del uso de la misma, ya que no se observan diferencias relevantes entre el cuadro de uso aceptado y el cuadro de uso no aceptado de esta preposición.
6d. Aceptabilidad de la preposición SU según el aspecto morfológico.
El cuadro N° 46 y su respectivo gráfico reflejan los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición según las categorías morfológicas establecidas:


Como podemos observar , la preposición SU se presenta en la forma simple canónica y en contracción con el artículo determinado (forma canónica).
Hay una frecuencia muy alta en el uso aceptado de la preposición SU en contracción con el artículo determinado correspondiente (60% en el G1 y 64% en el G2), como se puede observar en el ejemplo (71):
(71) "Il materaso era stato sistemato sul pavimento"
[El colchón había sido acomodado en el piso"
Sólo en el G1 se observaron algunos casos en los que la preposición era presentada en su forma simple canónica, que concentra el 24% del total de cláusulas de dicho grupo.
En el cuadro N° 47 que se presenta a continuación se muestra el uso no aceptado de la preposición según el aspecto morfológico:


Como podemos observar, se mantiene un equilibrio con los resultados obtenidos en el uso aceptado de la preposición (véanse cuadro y gráfico 46), es decir, el mayor porcentaje se agrupa igualmente en la forma contraída de la preposición, aun cuando también se presentan ejemplos en otras categorías morfológicas.
En el G1, la forma canónica de la contracción se presenta en un 4% de las cláusulas con esta preposición, mientras que en el G2 un 38% del total se agrupa en esta categoría morfológica.
Es importante aclarar que en el G1, además de encontrar cláusulas en las que se usó la contracción canónica, también se observó el uso de la forma simple canónica (4%) y de la contracción no canónica (8%), que a diferencia de los resultados obtenidos en el uso aceptado de la preposición, es la categoría morfológica que presenta el porcentaje más alto de uso no aceptado.
En líneas generales se puede decir que en el análisis morfológico del uso de la preposición SU, hay una tendencia al uso de SU en contracción con el artículo determinado, aun cuando la elección de la preposición no sea adecuada, como muestra el ejemplo (72). Ciertamente, se pueden observar contadas excepciones en las que la preposición aparece en su forma simple, como se presenta en el ejemplo (73):
(72) "Andrò sulla montagna per riposarmi"
[Voy a ir a la montaña para descansar]
(73) "Le camere danno su un grande parco"
[Las habitaciones dan hacia un parque grande]

6e. Aceptabilidad de la preposición SU según el aspecto lexical.
A continuación se presentan los cuadros y gráficos que muestran los resultados obtenidos en cuanto al análisis del nivel lexical de la preposición SU:


En el cuadro N° 48 se observa una prevalencia del uso aceptado de esta preposición en contextos libres, tal como se presenta en el ejemplo (74). Por otra parte, los contextos de régimen están marcados por verbos como salire y sedersi, lo cual se puede verificar en la cláusula (75) que se presenta a continuación:
(74) "Doveva sostenere la griglia sui legni accesi"
[Tenía que sostener la parrilla sobre la leña encendida]
(75) "Il ragazzo si sedette su uno scoglio"
[El muchacho se sentó en un peñasco]
La categoría lexical de contexto libre ocupa un 50% del total del G1 y un 64% del total del G2. Los contextos de régimen presentan ejemplos sólo en el G1, en el que se observa un 34% del total del grupo.
Las cláusulas en las que el uso de la preposición no es aceptado en la lengua objetivo han sido clasificadas en cuanto al aspecto lexical en el cuadro N° 49 que se presenta a continuación con su respectivo gráfico:


Como podemos observar, hay muy pocos casos en los cuales la preposición SU sustituyó a otra preposición en un contexto de régimen; de hecho, se presentaron sólo dos casos, ambos con IN ( Véase ejemplo (72)). El resto de las cláusulas no aceptadas presentó un contexto libre, categoría lexical que obtuvo un 25% en el G1 y un 8% en el G2.

7. Preposición TRA (FRA)
7a. Frecuencia de uso de la preposición TRA (FRA) según los niveles de instrucción.
Como ya pudimos observar en el análisis general de los resultados, la preposición TRA (FRA) es la que presenta la menor frecuencia de uso de todas las preposiciones estudiadas en la muestra.
El cuadro y el gráfico N° 50 nos permitirán observar cómo se repartieron dentro de la muestra los pocos casos en los que se encontró esta preposición:


En el caso de la preposición TRA (FRA), como se explicó anteriormente, la frecuencia de uso en el nivel básico es nula en ambos grupos de la muestra. En el grupo de la UEP, el nivel avanzado produjo un 50% del total de las cláusulas producidas con esta preposición. Sin embargo, a diferencia del G1, en el G2 los estudiantes del nivel intermedio produjeron igual número de oraciones que los estudiantes del nivel avanzado, por lo que en cada nivel se concentra un 25% del total de la muestra en esta preposición.
Debido al escaso número de cláusulas obtenidas con la preposición TRA (FRA), y tomando en cuenta que en todas el uso de la preposición es aceptado en la lengua objetivo, a partir de este momento se reflejarán en gráficos sólo los resultados obtenidos en cuanto al uso aceptado de la preposición, sin separar por grupos. Esto se mantendrá en todos los análisis sucesivos.

7b. Aceptabilidad del uso de la preposición TRA (FRA) según los niveles de instrucción.
El cuadro y el gráfico N° 51 presentan los resultados obtenidos en cuanto a la aceptabilidad del uso de la preposición en la lengua objetivo. Como ya se explicó anteriormente, en esta preposición se ofrecerá un solo gráfico por categoría de análisis, en el que se reflejará toda la información relevante obtenida en los resultados correspondientes a la preposición TRA (FRA):


Como podemos observar, TRA (FRA) es la preposición en la que se observa el porcentaje más alto de aceptabilidad. El número de cláusulas en las que se usa esta preposición es muy reducido. Sin embargo, la aceptabilidad de la misma es de un 100%, es decir, todas las oraciones que se presentaron en la muestra correspondiente a dicha preposición son aceptadas en la lengua objetivo. El uso no aceptado de la preposición es nulo; por lo tanto, se podría decir que el cuadro de aceptabilidad del uso de TRA (FRA) en la lengua objetivo es perfecto.
Es importante destacar que la frecuencia de uso de esta preposición es muy baja respecto a los resultados obtenidos en otras preposiciones. Por esta razón, es posible que no se hayan observado cláusulas no aceptadas no sólo porque el dominio de la preposición es alto, sino también porque dada la baja frecuencia de uso, las probabilidades de error se reducen.

7c. Aceptabilidad de la preposición TRA (FRA) según el aspecto semántico.
En el cuadro que se presenta a continuación se muestran los resultados obtenidos en cuanto al análisis semántico de la preposición:



De acuerdo con los resultados obtenidos, que se muestran en el cuadro N° 52 y en su respectivo gráfico, las categorías semánticas en las que es usada esta preposición son sólo dos: localización en el lugar y separación o distancia en el espacio.
La categoría de localización en el lugar, que se ejemplifica en la cláusula (76), ocupa el 100% del G1 y un 50% del total del G2:
(76) "Ci vedemmo e subito dopo mi trovai tra le sue braccia"
[Nos vimos y un momento después ya estaba entre sus brazos]
En la categoría semántica de separación o distancia en el espacio, como se presenta en el ejemplo (77), se observa un 50% del uso de esta preposición en el grupo de la EIM, mientras que en grupo de la UEP no se presenta ningún ejemplo en esta categoría.
(77) "Tra l'aeroporto e l'otel [SIC] ho visto le [SIC] alberi senza foglie"
[Entre el aeropuerto y el hotel vi los árboles sin hojas]

7d. Aceptabilidad de la preposición TRA (FRA) según el aspecto morfológico.
Esta preposición no presenta características particulares en los resultados obtenidos en el aspecto morfológico, por ser una preposición que no acepta la contracción en ningún caso. Por lo tanto, tal como se puede observar en el cuadro N° 53, el 100% de las cláusulas producidas con TRA (FRA) tienen la forma simple canónica.


7e. Aceptabilidad de la preposición TRA (FRA) según el aspecto lexical.
En el aspecto lexical, la preposición TRA (FRA) se presenta en un 100% en contextos libres, y como ya se mencionó anteriormente, todas las oraciones producidas son aceptadas en la lengua objetivo. El cuadro N° 54 reúne toda la información acerca de esta preposición en el aspecto lexical, y posteriormente la misma es ilustrada en su respectivo gráfico.

CONCLUSIONES

En este trabajo se ha analizado la aceptabilidad del uso de las preposiciones italianas que indican espacialidad por parte de los hispanohablantes estudiantes de italiano L2. Las preposiciones estudiadas fueron analizadas según tres aspectos: las categorías semánticas (tipos de complementos de lugar formados con las preposiciones); las categorías morfológicas (uso de formas simples y de la contracción); y las categorías lexicales (aparición de contextos libres y de contextos de régimen).
La muestra analizada fue dividida en dos grupos, de acuerdo con el lugar en el que habían recibido la instrucción en la lengua objetivo. El primer grupo (G1) estaba conformado por pruebas producidas por los hispanohablantes estudiantes de italiano L2 de la Universidad para Extranjeros de Perugia (Italia). El segundo grupo (G2) estaba compuesto por las pruebas realizadas por los estudiantes de italiano L2 de la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central de Venezuela. De igual forma, cada grupo de la muestra fue clasificado según el nivel de instrucción en la lengua objetivo. Los niveles establecidos para dicha clasificación fueron el nivel básico, el nivel intermedio y el nivel avanzado.

Entre los resultados obtenidos en esta investigación, es importante mencionar los que se consideran más relevantes respecto a la aceptabilidad del uso de las preposiciones estudiadas:
En líneas generales se puede afirmar que el nivel de aceptabilidad del uso de las preposiciones en la lengua objetivo es alto; sin embargo, no podemos ignorar los porcentajes de uso no aceptado, porque representan aproximadamente un 25% del total de la muestra en cinco de las siete preposiciones estudiadas (A, DA, IN, PER y SU). La preposición DI presenta los problemas más graves de aceptabilidad, debido a que prácticamente la mitad de las cláusulas producidas con esta preposición no es aceptada en la lengua objetivo, mientras que la preposición TRA (FRA) no presentó ningún caso con problemas de aceptabilidad.
La falta de dominio de algunas preposiciones podría condicionar la frecuencia de uso de las mismas, visto que los mayores problemas de aceptabilidad se registran en las preposiciones que tienen la frecuencia de uso más baja de toda la muestra, que son DI, SU y PER, con excepción de TRA (FRA), en la que, como ya se dijo anteriormente, no se presentan casos de uso no aceptado en la lengua objetivo.
El ambiente en el que se desarrolla el proceso de aprendizaje de la L2 puede influir en dicho proceso. Esta influencia se pone de manifiesto especialmente en las diferencias que se presentan entre los grupos de la muestra en cuanto a la aceptabilidad del uso de las preposiciones: en líneas generales, en el grupo de estudiantes de la UEP se observa un mayor dominio en el uso de las preposiciones DA, DI e IN, mientras que en el grupo de la EIM los mayores niveles de aceptabilidad se presentan en las preposiciones A y PER. El dominio de las preposiciones SU y TRA (FRA) es muy similar en ambos grupos de la muestra.
Hay características particulares en el ambiente socio-académico de cada uno de los grupos que los diferencian entre sí, y que sin duda alguna influyen en el desarrollo del proceso de aprendizaje de las preposiciones.
En el caso de los estudiantes de la UEP, hay una inmersión total en la segunda lengua, lo cual contribuye con el dominio de algunas preposiciones. Sin embargo, la enseñanza de la L2 en esta institución tiene como objetivo fundamental la comunicación de los extranjeros en italiano, por lo que el enfoque del estudio no es tan profundo como se presenta en el caso de la EIM, institución en la que el estudiante debe aprender la lengua con fines profesionales, por lo que el estudio de las estructuras de la L2 va más allá de la comunicación en una lengua extranjera. En este sentido, a pesar de que no hay inmersión, se podría hablar de una inmersión de tipo académico, por la cantidad de horas dedicadas al estudio de la lengua objetivo, lo cual contribuye a aumentar el dominio de algunas preposiciones.
En resumen, podemos decir que el ambiente de cada grupo puede favorecer y acelerar proceso de aprendizaje de algunas preposiciones más que de otras; sin embargo, en cuanto al nivel de dominio de las preposiciones en general, la balanza mantiene un equilibrio positivo entre ambos grupos de la muestra, visto que, a pesar de las diferencias antes mencionadas, la aceptabilidad del uso de las preposiciones es alta tanto en el G1 como en el G2.
Es difícil determinar el momento en el que se empieza a observar un mayor dominio de las preposiciones, porque existen muchas diferencias en cuanto a la aceptabilidad del uso de cada preposición por nivel de instrucción. En la preposición SU, por ejemplo, el cuadro de aceptabilidad es muy particular, porque se pasa de un porcentaje nulo de uso aceptado de la preposición en los dos primeros niveles de instrucción, a un altísimo dominio del uso de la misma en el nivel avanzado. En algunas preposiciones, se construye una curva creciente de aceptabilidad, es decir, se verifica un aumento del dominio de la preposición durante el proceso de desarrollo de la interlengua; en otras, por el contrario, la curva es decreciente, es decir, la aceptabilidad más alta se presenta en el nivel básico, y los mayores problemas se observan en el nivel avanzado, por lo que podemos decir que, en el uso de las preposiciones, no siempre una mayor instrucción en la L2 es sinónimo de dominio de las estructuras de dicho sistema lingüístico.
En cuanto al análisis lingüístico del uso de las preposiciones, de acuerdo con los resultados obtenidos, el aspecto lexical determina en muchos casos los problemas del uso de la mayor parte de las preposiciones. De igual forma, la carga semántica de esta clase de palabras incide de alguna manera en la aceptabilidad del uso de las mismas. Las características morfológicas de las preposiciones no afectan en gran medida la aceptabilidad, es decir, los problemas que se presentan generalmente no dependen de la forma de la preposición.
El análisis lexical del uso de las preposiciones permitió verificar la importancia del contexto en la elección de una preposición determinada. En efecto, cuando se estudia el uso de las preposiciones, hay que tener presente que la carga semántica no es la única característica que se debe tomar en cuenta al momento de colocarlas en un contexto determinado, ya que generalmente existen otras reglas y arbitrariedades de la lengua que van más allá del significado, y que prevalecen en la elección de la preposición correspondiente en cada contexto.
En el análisis semántico se pudo verificar que, a nivel general, los mayores problemas en el uso de las preposiciones estudiadas se presentan principalmente cuando se está expresando localización en el lugar y, en menor grado, cuando se está indicando direccionalidad, tanto de meta como de origen. En efecto, la localización en el lugar es la única categoría semántica que se repite en el uso no aceptado de las seis preposiciones que presentan problemas de aceptabilidad.
En el análisis morfológico de las preposiciones, se pudo observar que algunas preposiciones presentan mayores problemas de aceptabilidad cuando se presentan en su forma simple. Sin embargo, en general la mayor parte de las preposiciones estudiadas presentó problemas de aceptabilidad cuando eran usadas en contracción con el articulo determinado.
Para concluir podemos decir que en el proceso de aprendizaje de las preposiciones de una segunda lengua pueden intervenir diversos factores lingüísticos y extralingüísticos, que influyen en mayor o menor grado durante el desarrollo de todo el proceso. Cada preposición puede presentar un grado de complejidad diferente, porque aunque todas pertenecen a una misma clase de palabra, cada una tiene valores y funciones particulares que la diferencian de las demás.
Por otra parte, es importante reflexionar acerca de la influencia de la lengua de partida en el proceso de enseñanza-aprendizaje de una L2. Debemos recordar que en la construcción de una interlengua confluyen fundamentalmente tres sistemas: la lengua de partida, que generalmente es la lengua materna, la lengua de llegada, y un sistema intermedio que se construye en base a estos dos sistemas pero que también tiene características propias.
En esta investigación se trató de precisar los factores cuya influencia ha sido determinante en el uso de las preposiciones que indican espacialidad. Sería interesante realizar estudios similares en el campo temporal y nocional, para comparar los resultados de dichos estudios con los obtenidos en esta investigación.
Este trabajo podría servir de base para la realización de futuros proyectos que contribuyan a mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje de lenguas extranjeras, específicamente en un campo tan complejo como lo es el de las preposiciones.

BIBLIOGRAFÍA

- LIBROS DE TEXTO
Adjemian, Christian (1984). La natura dei sistemi interlinguistici. En Arcaini, E y Py, B. Interlingua. Aspetti teorici e implicazioni didattiche. 77-103. Roma: Istituto della Enciclopedia Italiana.
Alarcos, Emilio (1994). Gramática de la Lengua Española. Madrid: Espasa-Calpe.
Besse, H. y Porquier, R. (1984). Grammatiche e didattica delle lingue. Parigi: Edizioni Scolastiche Bruno Mondadori.
Chiuchiù, A., Fazi, M.C. y Bagianti, R. (1982). Le preposizioni. Perugia: Edizioni Guerra.
CLAVE: Diccionario de uso del idioma español actual. (1997). Madrid: Ediciones SM.
Corder, S. (1984). La lingua dell'apprendente. En Arcaini, E. y Py, B. Interlingua. Aspetti teorici e implicazioni didattiche. 49-75. Roma: Istituto della Enciclopedia Italiana.
Dardano, M. y Trifone, P. (1999). Grammatica Italiana. Milano: Zanichelli Editore.
Mc Laughlin, B. (1987). Theories of Second-Language Learning. London: Edward Arnold Publisher.
Moretti, G., Grego, G. y Cernetti, A. (1994). L'italiano come prima o seconda lingua. Perugia: Edizioni Guerra.
Pottier, Bernard (1968). Lingüística moderna y filología hispánica. Madrid: Editorial Gredos.
Selinker, Larry (1984). Interlingua. En Arcaini, E. y Py, B. Interlingua. Aspetti teorici e implicazioni didattiche. 25-47. Roma: Istituto della Enciclopedia Italiana.
Serianni, Luca (1991). Grammatica Italiana: Italiano commune e lingua letteraria. Torino: UTET Librería.
Schumann, J. (1978). The pidginization process: a model for second language adquisition. Rowley, MA: Newbury House.

- ARTÍCULOS EN REVISTAS Y PUBLICACIONES
Giacobbe, J. y Lucas, M. (1980). Quelques hyphothèses sur le rapport langue maternelle-systèmes intermèdiaires à propos d'une étude sur l'adquisition des verbes ser et estar par des adultes francophones. Encrages, numero speciale.
Moreno F., Francisco (1994). Status Questioning: Sociolingüística, Estadística e Informática. En Lingüística N° 6. 95-154.
Nemser, W. (1971). Approximative systems of foreign language learners. En IRAL. 115-124.
Pavesi, Maria (1987). Variability and Sistematicity in the Acquisition of Spatial Prepositions. En Rod Ellis. Second Language Acquisition in Context. 73-82. Cambridge: University Press.

- TESIS Y TRABAJOS DE ASCENSO
Caraballo, Hisdis (1986). Aproximación al estudio de las preposiciones rusas que expresan relaciones espaciales. U.C.V. Trabajo de ascenso presentado para optar al cargo de Profesor Asistente.
Sedano, Mercedes (1996). Los adverbios aquí, acá, ahí, allí, allá en el español actual. U.C.V. Trabajo de ascenso para optar a la categoría de Profesor Asociado.


<indietro